"Si hay algo malo en la política es la ansiedad"

(APP En una entrevista publicada en Crítica Digital consideró el mandatario rionegrino que muchos se apuran al candidatearse para 2011 y cree que "ni Mandrake" puede hacer campaña en 45 días, como establece la reforma política. "Sigo apoyando la gestión de Cristina Kirchner hasta diciembre de 2011. Es el contrato que firmé con el electorado", aseguró.
–¿Cómo está hoy la Concertación en su provincia?

–En 2003 ya fuimos a las elecciones con una concertación, donde la columna vertebral era la UCR. Es cierto que en esta Argentina la gente debe pensar que para las alianzas, las concertaciones o los frentes los candidatos se ponen de acuerdo para la elección y a los dos días se pelean. Nosotros somos bastante más serios. La mantuvimos y ampliamos en 2007. Y adherimos a la concertación a nivel nacional. Pero en la provincia enfrentamos al Frente para la Victoria.

–¿Y cómo está su relación con el gobierno nacional?

–Es buena. Una elección es un contrato que se hace con la ciudadanía. Uno hace una oferta de lo que pretende hacer y luego está la responsabilidad de cumplirlo, por lo tanto yo sigo apoyando la gestión de Cristina Kirchner hasta el 10 de diciembre de 2011. Es el contrato que firmé con el electorado rionegrino.

–¿Qué opina sobre la reforma política?

–En 2004 iniciamos un diálogo con todas las fuerzas políticas. Y remitimos a la Legislatura las conclusiones aconsejando una serie de reformas. Ese acuerdo fue firmado por todos, menos por el Frente Grande. Luego, éstos se unieron con el Frente para la Victoria para las elecciones de 2007 y le restaron el apoyo a lo que habían firmado. Decían que la saquemos por mayoría; sin embargo, yo creo que una reforma política debe tener consenso. No debe ser una responsabilidad exclusiva del oficialismo. Por eso no se trató. Ahora, a partir de la propuesta del Ejecutivo nacional, habría un resurgimiento del debate. No tengo dudas de que la reforma apunta al fortalecimiento de los partidos políticos.

–¿Qué cree que puede pasar con Cobos? ¿Lo ve otra vez en el radicalismo?

–Creo que es el camino que está recorriendo. En algún momento, encontrará un inconveniente mayúsculo en el ejercicio de la presidencia y en una campaña camino a una candidatura electoral. Hoy, Cobos es el candidato de la UCR con mayor imagen positiva. Aunque todavía hay que vencer algunos obstáculos que se van a presentar de cara a 2011.

–Hay muchos dirigentes que se mencionan a sí mismos como candidatos presidenciales para 2011…

–Personalmente, creo que se están apurando. Si hay un mal que tenemos los políticos es la ansiedad. Pero tenemos que tratar de dominarla y manejar los tiempos de manera más responsable. Se han acelerado demasiado los tiempos. Es necesario acortar los tiempos de campaña, aunque tampoco se puede hacer en 45 días como dice la reforma política. Ni Mandrake podría hacerlo con tan poco tiempo. No hay magos.

–¿Qué panorama ve hacia el año próximo?

–A nivel internacional se ven algunos síntomas de recuperación. Soy optimista respecto del primer trimestre del año que viene. Algunas medidas que está analizando el gobierno nacional, como la vuelta a los mercados internacionales de crédito, nos permitirán poner en valor la potencialidad argentina. Y si nos acompaña el clima creo que podemos aspirar a crecer entre el 7 y el 8 por ciento.

"No podemos distribuir lo que no se genera"

–¿Este año fue complicado en lo económico, ¿como se vivió en su provincia?

–El segundo semestre fue complicado. Los efectos de la crisis internacional han pegado en las provincias. Hoy, entrando en una situación de déficit primario mensual, hay que tratar de encontrarle la solución. A esto hay que sumar que las principales economías de la provincia se han visto afectadas por diferentes factores. En la fruticultura han caído los precios internacionales y hubo un paro que hizo perder entre un 30 y un 40 por ciento de la producción, la ganadería soportó la mayor sequía en estos últimos cincuenta años perdiendo el 50 por ciento del stock ganadero y el turismo sufrió la gripe A, lo que provocó una fuerte merma de brasileños.

–Le restan dos años de gestión, ¿cuáles son los temas pendientes?

–Incorporar 300 mil hectáreas bajo riego a la producción y, simultáneamente, trabajar en una justa y equitativa redistribución de la riqueza. Pero no podemos distribuir lo que no se genera. Tenemos la tierra, tenemos el agua y tenemos los productores. Lo que nos falta es la capacidad financiera para realizar las obras estructurales de riego. Estamos trabajando en ello, pero todavía no hemos podido ver concretamente los resultados.

–¿Cómo se preparan para la temporada de verano?

–Nuestra principal vidriera tal vez es Bariloche, por ser el centro invernal de mayor desarrollo en Latinoamérica. Pero en las diferentes estaciones Bariloche es realmente un espectáculo. Es la zona de la Patagonia con mayor desarrollo de infraestructura y capacidad receptiva de turistas. Esperamos el verano con optimismo. Julio fue muy malo así que esperemos revertirlo en la temporada estival que se aproxima.

Una provincia digital

–Una de sus últimas medidas fue presentar Aula Digital en su provincia, ¿cómo impacta en la educación local?

–Hace un año que venimos trabajando muy duro en este proyecto. Comenzó con la creación de cien aulas digitales, con 25 netbooks conectadas con una notebook que tiene la docente y una pantalla digital. Es importante aclarar que no nos interesa sólo que los chicos tengan una computadora, sino que sea un verdadero instrumento de un proyecto educativo. Este programa permite que la informática sea un elemento más en la educación que reciben los chicos en nuestra provincia. Además, hoy tenemos a más del 70 por ciento de las escuelas de la provincia conectadas a internet. (CRITICA DIGITAL)

Comentá la nota