"El `vio algo` es una frase que toma Lanata"

El senador negó haber dicho "vi algo que no me gustó", al rechazar la oferta de Duhalde en 2002. Y adjudicó al director de Crítica de la Argentina el mal uso de esa frase.
El senador justicialista Carlos Reutemann lamentó este miércoles que en el imaginario social haya quedado como una persona "dubitativa", y desmintió haberse exhibido indeciso en 2002 frente al entonces presidente Eduardo Duhalde, cuando declinó su propuesta de dar pelea por el Ejecutivo nacional.

Asimismo, intentó echar por tierra con las innumerables especulaciones que se tejieron, muchas de ellas de tinte escabroso, en torno a la frase "vi algo que no me gustó", que se le adjudicó, al rechazar el ofrecimiento de sumarse a la carrera presidencial en aquel momento.

"Nada, no existe eso, el 'vio algo...' es una frase que toma (el periodista Jorge) Lanata en un reportaje que me hace", señaló el ex gobernador de Santa Fe, en un intento de minimizar los alcances de esa expresión.

En declaraciones a radio Continental, Reutemann sostuvo que "lo concreto" de toda la historia que lo tuvo como protagonista en aquella crítica etapa de la realidad argentina "son esos diez minutos que yo estuve con el doctor Duhalde en Olivos", en los que declinó postularse a la Presidencia.

Molesto por la "fábula de los no sé 'cuántos no'" que quedó congelada en la imaginación de la gente, y que le sirve a sus contrincantes para atacarlo permanentemente, el santafesino insistió en que Duhalde "a los diez minutos que hablamos" sabía que su "respuesta era negativa".

"El sabe claramente que es la pura verdad de lo que estoy diciendo, es la historia verdadera de lo que pasó", enfatizó.

Explicó que las especulaciones sobre su supuesta actitud ambigua e indecisa se debió a que el ex presidente y ex caudillo del PJ bonaerense le pidió que demorara para hacer pública su renuencia a pelear por la Casa Rosada.

"El se tomó su tiempo porque, al tener esperanza de que podía ser yo (el candidato), tuvo que armar una segunda estrategia. Y apareció, creo, que (José Manuel) de la Sota en un primer momento, y después, el doctor (Néstor) Kirchner, pero no hay nada raro, no hay cosas raras como ayer publicó alguien, películas raras o cosas raras", subrayó.

Reutemann reiteró sus quejas: "Luego la fábula de 'no sé cuantos no' queda como anécdota, entonces yo quedo como dubitativo y no es cierto: él sabía a los diez minutos en Olivos que la respuesta era negativa".

"Quiero aclarar porque siempre aparece el tema vinculado a una duda o a no sé cuántas veces no", concluyó.

Comentá la nota