Por si algo faltaba, ayer llegó la tierra

Las ráfagas de viento rondaron los 100 kilómetros por hora y produjeron la voladura de chapas y carteles, además de la caída de árboles y cortes en el tendido eléctrico.
Voladora de techos y cartelería, árboles caídos, numerosos cortes en el tendido de energía eléctrica y un auto con serios daños fue el saldo de la tormenta de viento y tierra que, sobre las 18 de ayer, azotó la ciudad.

El fenómeno terminó de coronar una semana con altísimas temperaturas que dejó exhaustos a los bahienses que no pudieron hacer las valijas para disfrutar del verano en otros lugares menos castigados por el clima.

Ayer, en cuestión de minutos, y tras un jueves donde la sensación térmica fue de 50 grados, la llegada de un frente frío motivó que la temperatura descendiera 15 grados.

Tras el alerta lanzado desde las ciudades de Viedma y Patagones, poco después de las 18 pudo advertirse una nube de tierra proveniente del sur, marcando un abrupto contraste en el cielo hasta entonces celeste.

Luego todo fue oscuridad en medio del día, personas buscando resguardo donde podían y polvo en suspensión por todas partes. La visibilidad, en ese marco, se redujo a escasos metros.

Mario Tejeda, titular de Defensa Civil dijo que en Haití 2053 un automóvil Chevrolet Corsa fue aplastado por un árbol, mientras que en Güemes al 800 y Blandengues 41 las ráfagas de viento produjeron la voladura de chapas en obras en construcción.

"Arboles caídos hubo en muchas zonas y se produjeron cortes en el tendido de energía eléctrica", puntualizó.

Daniel Dodero, pronosticador de Satelmet, dijo que la situación fue producto del avance de un frente frío que provocó un marcado cambio de temperatura y originó una tormenta de viento con trayectoria sudoeste.

"El fenómeno comenzó a la altura de Trelew (Chubut) y llegó a nuestra ciudad con la misma intensidad con la que se inició. Las ráfagas de viento oscilaron entre 79 y 100 kilómetros por hora y a la noche el viento se puso del sudeste.

"Acá --agregó--, lo más significativo fue la nube de polvo. ¿Lluvias? No, por ahora no,son muy bajas las posibilidades".

Sin Luna y sin Marte

La nube de tierra impidió que los bahienses disfrutaran ayer de otro fenómeno mucho más grato: ver a simple vista a la Luna y a Marte.

Marte estuvo en su mínima distancia de la Tierra en varios años y la Luna, en fase "llena", se ubicó a su menor distancia en todo 2010. Además, ambos aparecieron juntos en el cielo.

La Tierra y Marte se "encuentran" cada 26 meses del mismo lado de sus órbitas con respecto al Sol: en consecuencia, achican notablemente sus distancias.

Marte se ubicó a 99 millones de kilómetros de la Tierra y en todo el país se lo pudo observar con su típico color anaranjado pero especialmente brillante, con una "magnitud" visual equiparable a Sirio, la estrella más luminosa del cielo nocturno.

La Luna y Marte asomaron por el horizonte del Noreste después de las 20, y con el correr de las horas fueron ganando altura.

El dúo hoy se ocultará por el Noroeste hacia las 6, justo cuando el Sol estará asomando, del lado opuesto del cielo, dando por terminado un espectáculo nocturno que los bahienses no pudieron disfrutar.

Comentá la nota