Algo ha cambiado en el seno del poder

Por Gustavo Sylvestre

Somos la fuerza de la oposición más votada, no nos pueden mezclar con otras 50 en esas circunstancias, no vamos!"

-"Si, comprendemos, tienen razón. Los esperamos mañana a las 5 de la tarde".

El diálogo telefónico que se había frustrado el lunes, se dio el martes. En un lado de la línea, el titular del radicalismo, Gerardo Morales. Del otro, el ministro del Interior, Florencio Randazzo.

La queja del radicalismo tuvo rápido eco y dicen que fue la propia Presidenta la que le marcó a Randazzo que tenían razón y que debía recibirlos solos. Interesado, o al menos eso es lo que ha demostrado hasta hora, en concretar el dialogo con la oposición, el Gobierno cedió y abrió la ronda de negociaciones con la oposición.

"Arreglamos con el Gobierno este entuerto y ahora se nos abrió un frente interno con Carrió...pero bueno, no podíamos dejar de ir cuando hace años que estamos reclamando diálogo", se confesó un importante dirigente del Acuerdo Cívico y Social, tras darle el sí a Randazzo, y ante la negativa de Carrió y su fuerza de participar de la delegación a la Rosada. No cayó bien en el seno del acuerdo la decisión de Carrió. Por eso Margarita Stolbizer pidió ser de la partida, representando a su espacio. Otro frente de polémica se abrió en la principal fuerza de la oposición; a la interna abierta entre Cobos y Carrió, se suma el ‘no’ de la dirigente a participar del diálogo con el Gobierno.

Si bien el Gobierno insiste en que en esta instancia del dialogo se tratará con los partidos políticos la futura reforma pólitica y la posibilidad de que los partidos elijan en primarias sus candidatos electivos, la oposición avisó que dejará sobre el despacho del ministro un temario mayor.

"Están en todo su derecho, se los recibirá y lo analizaremo...está la instancia del Congreso también", les devolvió Randazzo.

Tras la cena compartida en la Rosada con los principales dirigentes del empresariado nacional, banqueros y sindicalistas, la Presidenta se apresta a anunciar la conformación del Concejo Económico y Social, que reunirá a esos sectores, más gobernadores y representantes del campo, en la misma mesa.

El órgano, conformado a semejanza del que funciona desde hace años en España, tendrá como objetivo el análisis de políticas de desarrollo para el país, y tendrá carácter consultivo del Ejecutivo.

La cena del martes por la noche en la Rosada tomó por sorpresa a los empresarios y banqueros. Pero mayor fue la sorpresa cuando ya en la sobremesa, ingresó la Presidenta, pidió otra ronda de café y se quedó en la mesa por espacio de una hora. Todos se retiraron pasada la medianoche con la certeza de que ‘algo’ había cambiado en el seno del poder.

Pero lo que endulzó los oídos de los presentes fue el comentario de la Presidenta, casi al pasar, de que estaba analizando cambios en el Indec, y que el tema lo había evaluado en una charla previa a esa cena, con el ministro de Economía Amado Boudou, quien sabe que esos cambios deben darse.

Ese comentario de la Presidenta, fue confirmado ayer a la mañana por uno de los presentes en esa cena. Uno de los hombres fuertes de la CGT, Omar Viviani en ‘Mañana Sylvestre’ por radio La red afirmó que la Presidenta "está preocupada por el tema del Indec" y que se analizaban cambios.

¿Dejará de depender del polémico Guillermo Moreno? ¿Se convocarán cargos por concursos? ¿Se llamará a profesionales de la universidad pública? Todo está guardado bajo siete llaves en el seno del Gobierno. Es de esperar que el Ejecutivo, y la Presidenta, por fin entiendan que si quieren tener credibilidad en las acciones iniciadas en estos días, necesariamente deberán introducir modificaciones en el Indec, y dejar de lado a una figura que ningún beneficio le ha dado a la Presidenta en su imagen y en la de su Gobierno.

Scioli retoma la iniciativa

La semana pasada, en esta columna, comentábamos la frase esbozada por un pingüino de la primera hora, funcionario él, tras la derrota del kirchnerismo en la provincia: "Kirchner se suicidó, lo llevó a Scioli al cementerio y nos quedamos sin candidato para el 2011".

Rápidamente, desde el entorno de Scioli llegó la respuesta: "Scioli ya salió del cementerio".

Se refieren a la estrategia que ha planteado el gobernador, por estas horas en el exterior por un tratamiento médico, planteada antes de su partida:

* Cambios en su gabinete (ya presentó la renuncia Daniel Arroyo, al cargo de Desarrollo Social, y el cargo se lo ofrecieron al intendente de Avellaneda Cacho Alvarez).

* Mayor participación de los intendentes. No se descarta que otros intendentes ocupen algún otro ministerio o cargos claves en la administración provincial.

* ‘Blindaje político’ en torno a la estructura del PJ. Otros hablan de "alambrar la provincia con Scioli a la cabeza" con el objetivo de buscar la reelección como gobernador en el 2011. Saben que se las tendrán que ver con el gran ganador del 28 de junio en la provincia, Francisco de Narváez, en carrera para ese cargo.

* Se adelantó al gobierno nacional en el diálogo político. Ya se reunió con todos los intendentes radicales de la provincia, y también con los vecinalistas. Les prometió que se mantendrá el nivel de Obras Públicas en todos los municipios y los fondos comprometidos. Además, les prometió fondos extras por la lucha contra la gripe A, que serán girados a las cuentas municipales.

* Mayor gestión. Les ha pedido a todos su colaboradores que se metan en la gestión diaria. "La elección ya pasó, ahora la gestión", es el lema que les dejó Scioli a los suyos.

En lo que respecta al PJ, se anticipa que para el mes de agosto Scioli convocará a una mesa de Acción Política que tendrá a su cargo la conducción del PJ. Pero en este punto, destacan desde el entorno de Scioli que los gobernadores le han dado el aval para que continúe al frente del PJ. Aunque destacan que Scioli estará metido 100% en la provincia de Buenos Aires, porque sabe que de su gestión en la provincia, depende su futuro político.

Comentá la nota