Alfredo y Atilio De Angeli estuvieron de paso por Pergamino

Los productores oriundos de Entre Ríos visitaron la sede de Federación Agraria donde además de atender a la prensa se encontraron con los ruralistas de nuestra zona. Luego de la conferencia brindada se dirigieron a Salto, en donde se realizó un acto al cumplirse el primer aniversario de la instalación de la carpa en esa localidad.
Los hermanos Atilio y Alfredo De Angeli estuvieron de paso en nuestra ciudad ya que fueron invitados por los productores de Salto a un acto que efectuaron por cumplirse el primer aniversario de la instalación de la carpa con motivo de la lucha que llevan adelante desde el anuncio de la fallida resolución Nº 125.

Antes de dirigirse a la ciudad de Salto los hermanos entrerrianos se reunieron con los productores agropecuarios de Pergamino y su zona en la sede de la Federación Agraria, ubicada en la intersección de calles Pinto y Estrada.

En rueda de prensa Alfredo De Angeli expuso su opinión sobre la situación actual de los ruralistas y sobre las próximas elecciones a concretarse el 28 de junio.

- ¿En qué estado se encuentra la lucha entre el campo y el Gobierno?

- Como barco que se le secó el río porque el Gobierno no tiene ánimos de solucionar el problema con el campo. Nos ha tomado a nosotros de referencia para confrontar. Los ruralistas tenemos que seguir reclamando aunque no tenemos a quien expresarle nuestras solicitudes porque la Mesa de Enlace, que era el espacio en donde se discutían los problemas que atañen a la lechería y la ganadería, la comercialización de granos y las economías regionales, por ahora y debido a las elecciones, está paralizada. Estamos prácticamente sin república. El diputado Cantero hace seis meses que no convoca a la Comisión de Agricultura. Ante este panorama tenemos que seguir luchando pero tenemos obligaciones cívicas; nosotros durante mucho tiempo fuimos habitantes productores agropecuarios, ahora tenemos que ser ciudadanos productores agropecuarios. Tenemos que inmiscuirnos en las elecciones. Nosotros queremos ir por la república, esa que hemos perdido.

- Más allá de la participación cívica, ¿piensa participar en política?

- Ya dije que no voy a participar en política pero estoy recorriendo diferentes provincias porque desde varios sectores nos prometieron que llevarán candidatos (agrarios) a diputados en sus listas. Estoy apoyando a todos los compañeros que lo necesiten.

- Antes de la resolución 125 ¿parecía ilógico que la gente del campo estuviera tan emparentada con la política?

- Voy a ser crítico con nosotros mismos porque somos muy eficientes tranqueras adentro pero hoy tenemos dos responsabilidades: seguir siendo eficiente tranqueras adentro pero también trabajar fuera del campo porque no nos sirve de nada tener buenos rindes, buena producción de carne y de leche si después nos sacan la rentabilidad y nos empobrecemos. Ahora sabemos que hay que participar en la filial o en el partido político para tener representatividad.

- ¿Cuál es su opinión acerca de la campaña del oficialismo?

- Creo que la dirigencia le está faltando al respeto a la ciudadanía. Se está burlando de la democracia cuando pone esos candidatos que sólo prestan el nombre. No les gusta vivir en democracia, esto es una tiranía. Cuando hablan de consensos y diálogo lo único que hacen es mentirle a la sociedad para tratar de confrontarla y dividir al pueblo cuando un Gobierno democrático tiene que velar por la paz social.

- ¿Cómo ve a la oposición?

- La veo con algunas miserias porque está dividida. Pero bueno, a lo que existe hay que ponerle toda la fuerza. Habrá que apoyar a distintos frentes para salir adelante.

- Usted es referente, representa a productores que no tienen voz y también a otros actores de la sociedad, ¿qué mensaje les daría a ellos?

- Me gustaría darles un mensaje a los jóvenes en primer lugar porque es sabido que la educación la traen de la casa, la capacitación la tienen que hacer ellos y la participación también. A los hombres y mujeres adultos quiero agradecerles por todo lo que han hecho. Necesitamos pensar para todos, que todos estemos bien. No quiere decir que tenemos que regalar pero tenemos que preocuparnos, ahí está el compromiso.

- Recién hablaba de las miserias de la oposición, ¿no tiene recelo de que si ganan las elecciones le cambien el juego al campo?

- Para nada, ahora van a tener que pasar los legisladores nacionales por esta filial sin duda a decir que se comprometen a representar este sector. Los productores tenemos el compromiso de hacer que los políticos nos representen a todos y que lleven a cabo acciones que contribuyan al bienestar. Yo celebro que tengamos gente del sector agropecuario en los lugares en donde se forman las políticas públicas. Ahí tenemos que estar nosotros incluidos.

- ¿Qué opinión le merece que los presidentes de las entidades no quisieran integrar listas?

- Me parece muy bien porque ellos tienen que representar una entidad y no es ético que la persona que fue elegida no cumpla el mandato. Los referentes de las entidades son tan representativos como un legislador nacional. Para ser legislador nacional hay que tener buena voluntad, predisposición y audacia.

- Usted predijo lo que iba a pasar cuando empezó el conflicto del campo. ¿Y ahora?

- Los coletazos de la crisis fueron dirigidos a muchos; primero a las fábricas de maquinarias agrícolas, al transporte y la construcción. Todo lo que sucede lo predijimos por sentido común porque yo no soy economista pero toda la vida estuve en el campo y viendo qué es lo que necesitan los pueblos del interior. La dirigencia está empobreciendo al pueblo para tener más rehenes políticamente.

No tengo dudas que este año vamos a importar productos lácteos. En mayo del año pasado yo dije que los rindes del trigo iban a ser mucho menos que los del año anterior y esto fue así porque hubo 6 ó 7 millones de toneladas menos que el año pasado. Este año se sembrará menos trigo. El 48% de la hacienda que se faena son hembras y la mayoría están en actividad reproductiva. En 2013 vamos a estar importando carne de vaca.

La presidenta quiere someter al pueblo para quitarle independencia política. Todas las crisis sirven, son el motor de los cambios. A los productores estas crisis nos van a dejar una lesión tremenda pero sabemos que a partir de ahora el campo se ha ganado el respeto del ciudadano.

Comentá la nota