Alfonsín dijo que el adelantamiento "no contribuye a crear las condiciones" para el diálogo

Alfonsín dijo que el adelantamiento
Por su parte Adrián Pérez dijo que la iniciativa gubernamental es "que la derrota sea lo menos grave posible". Qué dijo Solá.
El impacto de la jugada política del matrimonio Kirchner para adelantar las elecciones para el próximo 28 de junio repercutió en todos los ámbitos. Ahora el que salió a marcar su postura fue el ex presidente Raúl Alfonsín. En un comunicado de prensa enviado por el Comité Nacional de la UCR, rechazó el adelantamiento de las elecciones legislativas, al considerar que "no contribuye a crear las condiciones" para un diálogo que apunte a "resolver los preocupantes temas institucionales, sociales y económicos" que "agobian" al país.

Por lo tanto, convocó "a un cuerpo programático en defensa de la República", ya que "no se puede demorar más un acuerdo entre las distintas fuerzas políticas y sociales en defensa de la república y de la gobernabilidad, condiciones básicas para defender la producción y el empleo". Por último agregó que "la modificación sin consenso del calendario electoral no contribuye a crear las condiciones para ese diálogo".

Pierden igual. El diputado de la Coalición Cívica, Adrián Pérez, afirmó que con la iniciativa de adelantar las elecciones para el 28 de junio, el Gobierno intenta "que la derrota" en las urnas "sea lo menos grave posible". Pérez sentenció que el oficialismo "ve que está perdiendo día a día el nivel de adhesión social"

El legislador cuestionó la iniciativa, al expresar que "tendríamos que estar discutiendo hoy cómo salimos de la crisis económica, que es lo que está discutiendo el mundo, y no si adelantamos las elecciones", insistió el dirigente opositor, en diálogo con el canal TN. Además, sostuvo que "la debilidad del Gobierno tiene que ver con que no está tomando medidas para afrontar la crisis que ha generado".

Nada confirmado. Felipe Solá aclaró esta mañana que todavía no está confirmada su candidatura a un cargo legislativo, al sostener que ello "depende de mi relación con (Francisco) de Narváez", con quien armó una alianza que estaría atravesando algunas dificultades. Consultado sobre su postulación, respondió Solá que "si digo que voy a ser candidato, sería avisar el resultado de una negociación no hecha o no terminada todavía".

Empero, insistió con que "mi posición no va a variar, no voy a avalar avanzar sobre las instituciones. Yo no tengo dudas de cómo hay que votar". Cuando se le preguntó por qué su rechazo al adelantamiento, contestó. "Básicamente porque más allá que a alguno le dé lo mismo votar ahora o el 28 de octubre, y entiendo perfectamente que le dé lo mismo, en su trajín cotidiano, me parece que la presidenta anuncia algo así como una bomba atómica económica para el segundo semestre".

Para el ex gobernador bonaerense, también hay "una cuestión de condiciones, que es la cuestión política institucional. 'A mí se me da la gana decir cuándo son las elecciones, y yo, (Néstor) Kirchner, digo cuándo y que los demás se acomoden todos, más allá de que yo mismo mandé una ley electoral hace tiempo que fijaba reglas".

Comentá la nota