Alfonsín bendijo la unidad radical

Alfonsín bendijo la unidad radical
El ex presidente también se mostró entusiasmado con una alianza con Carrió y el Partido Socialista. Celebró los contactos con Cobos.
Su salud es cada vez más delicada; casi no sale de su casa, pero no puede, por nada del mundo, perder el pulso de la política. El ex presidente Raúl Alfonsín recibió ayer en su casa al jefe de la UCR, el senador Gerardo Morales, ante quien bendijo los avances hacia la reunificación del radicalismo.

Morales llegó al mediodía al departamento del fundador del Movimiento de Renovación y Cambio. Alfonsín estaba acompañado por sus hijos Raúl y Javier. Ricardo no pudo ir: a esa misma hora estaba en Avellaneda, anunciando su precandidatura a diputado nacional. Hablaron más de una hora. El senador pasó revista al estado de las negociaciones con el cobismo y con el armado opositor que teje junto a la Coalición Cívica de Elisa Carrió y el Partido Socialista, que preside Rubén Giustiniani.

“Alfonsín le dijo que está muy contento con la unidad del radicalismo y con la posibilidad de conformar una alternativa al kirchnerismo en las elecciones de octubre”, relataron ayer fuentes partidarias. Morales se acercó al departamento de Santa Fe y Rodríguez Peña un día después de haber presidido la reunión del Comité Federal de la UCR donde se ratificó por unanimidad el rumbo que estableció la mesa nacional de cara a las próximas elecciones.

Gran parte del diálogo estuvo centrado en el encuentro que Morales mantuvo el viernes con el vicepresidente, Julio Cobos, donde avanzaron en la conformación de una alianza entre la UCR y el ConFe –la nueva fuerza cobista– en la provincia de Mendoza.

El corazón de Alfonsín también estaba ayer puesto en Avellaneda, donde su hijo Ricardo lanzó su candidatura para la interna provincial que se realizará el próximo 10 de mayo. Ricardo Alfonsín enfrentará al sector del radicalismo bonaerense que históricamente respaldó al ex jefe de Estado: la corriente de Leopoldo Moreau y Federico Storani.

Impulsan una reforma de la AGN

Después de frenar el jueves el embate del oficialismo contra la Auditoría General de la Nación, la UCR propuso una reforma del órgano fiscalizador “para terminar con los permanentes intentos para atar de manos a los órganos de control”. El partido, que tiene tres representantes en la AGN, quiere que la mayoría que hoy posee el oficialismo en ese organismo quede en manos de la oposición. “Es una reforma también pensada para que, cuando seamos gobierno, los otros partidos tengan más herramientas para controlarnos”, afirmó el presidente de la UCR, Gerardo Morales. El Colegio de Auditores tiene siete miembros: cuatro oficialistas y tres por la oposición. El proyecto propone invertir esas proporciones.

Comentá la nota