Alfaro, el que más faltó a las votaciones nominales

La diputada Rojkés de Alperovich ocupa el segundo lugar entre quienes más se ausentaron cuando debían fijar posición durante 2009.
El 2009 fue un año de fuertes contrastes en el Congreso de la Nación. Durante el primer semestre, el fervor proselitista marcó y, en buena medida, fue la principal causa de que disminuyera la actividad parlamentaria. Mientras tanto, después de las elecciones de renovación legislativa, celebradas el 28 de junio, el oficialismo se mostró apresurado porque hubiera sesiones, con el fin de que fueran tratadas aquellos proyectos de su interés (Ley de Medios Audiovisuales, reforma política, etcétera). Esto, teniendo en miras el cambio de composición de las dos cámaras a partir de diciembre.

En la Cámara de Diputados, estos vaivenes políticos repercutieron en la regularidad de la concurrencia de los representantes tucumanos a las votaciones nominales. El oficialista Juan Salim fue el que menos veces estuvo ausente (en sólo cinco ocasiones), mientras que su par de bancada, Germán Alfaro, fue el que registró la mayor cantidad de inasistencias en ese rubro (56), seguido por la esposa del gobernador, José Alperovich, Beatriz Rojkés, con 46. Esta información surge de la estadística que figura en el sitio web del Congreso y abarca las sesiones ordinarias celebradas entre el 11 de marzo y el 25 de noviembre. El catamarqueño José Luis Barrionuevo, con 117 faltas, encabeza el ranking.

Previsión legal

El Reglamento de la Cámara de Diputados establece en qué oportunidades debe recurrirse a la votación nominal, caso en el que deben consignarse en el acta y en el diario de sesiones los nombres de los sufragantes y la expresión de su voto. El artículo 190 prevé dicho mecanismo para los nombramientos que deba hacer el cuerpo (en virtud de una ley o del reglamento), así como para la definición en general de los proyectos de ley. También es nominal la votación cuando así lo exige una décima parte de los diputados presentes.

Los diputados consultados minimizaron sus ausencias a estas votaciones. "Todos estuvimos presentes en las sesiones importantes", justificó el justicialista Gerónimo Vargas Aignasse.

En el mismo sentido, Alfredo Dato, también oficialista, argumentó: "todo depende de los roles que uno tiene, de su posición en el arco político. El tema de las ausencias no es tan relevante porque antes de entrar en una sesión se sabe, en general, quienes van a acompañar una iniciativa y quienes no".

La radical Norah Castaldo, que asumió en agosto en reemplazo del fallecido José Ignacio García Hamilton, reprochó: "desconozco los motivos de las inasistencias, pero es una vergüenza no presentarse a votar, porque es el trabajo para el que nos eligió la gente".

"Cuando no se está presente es porque no se quiere votar, aunque también está la posibilidad de no asentir (una iniciativa) con la presencia", se sinceró Alfaro.

Los diputados tucumanos que registraron el mayor número de inasistencias a las votaciones nominales fueron: Alfaro, 56; Rojkés de Alperovich, 46; Castaldo, 35; Stella Córdoba (PJ), 31; Vargas Aignasse, 29, y Dato, 27. En cambio, faltaron mucho menos a esas decisiones: Alberto Herrera (PJ), 14; Susana Díaz, 12; José Ignacio García Hamilton, 6, y Salim, 5.

Comentá la nota