Alertan por la venta de productos envasados en mal estado

La Asociación Riojana del Consumidor, ARCO, dijo que ha recibido denuncias sobre la venta de productos envasados que están vencidos y en mal estado, los que pueden provocar graves problemas de salud. Por eso, dio a conocer una serie de recomendaciones.
Por la Asociación Riojana del Consumidor, ARCO

Debido a las recientes denuncias recibidas en nuestra institución, alertamos a todos los consumidores sobre los productos alimenticios que adquieren, cuando son envasados. Es por eso que hay que tener mucho cuidado, para prevenirse de una posible intoxicación causada por las enfermedades que son transmitidas por el consumo de alimentos en mal estado.

Las recomendaciones y prevenciones que hay que tomar a la hora de adquirir envasados están reguladas en el código alimentario argentino y en diferentes resoluciones que hacen a las condiciones de seguridad e higiene de los alimentos. Entre ellas, podemos mencionar algunas tales como:

1.

No adquirir productos carentes de etiquetas, sin fecha de elaboración o vencimiento, con etiquetas superpuestas o sucias, latas abolladas, oxidadas, frascos con fisuras o tapas flojas. Tenga presente que el código alimentario argentino es muy riguroso con respecto al tipo de envasado de cada producto para evitar su contaminación. Al respecto prevé expresamente que tipo de envase debe contener a cada alimento desde su fabricación hasta el consumo del comprador.

2.

Según lo dicho, sólo debe adquirir productos alimenticios rotulados o etiquetados. En cuanto a los datos que la etiqueta obligatoriamente debe tener encontramos los siguientes: número de registro del establecimiento, nacional o provincial (RNE o RPE), número de registro del producto, nacional o provincial (RNPA o RPPA), número de habilitación del establecimiento, nombre y dirección del responsable elaborador, localidad y país de origen, fecha de elaboración o envasado y vencimiento, contenido neto, recomendaciones de conservación, instrucciones de preparación o uso del producto, lista de ingredientes y la Información nutricional.

3.

En cuanto a la fecha de vencimiento del producto, puede agregarse que su ubicación en el envase debe estar en una parte que no se rompa al abrirlo. Siempre hay que tener en cuenta cuándo se va consumir el alimento. Por ejemplo, si en un saché de mayonesa dice que vence el 10 de julio, no debe ser consumido después de ese día. En cambio, si en una caja de flan para preparar aparece la expresión "consumir preferentemente antes de", se puede comer luego de esa fecha porque no hay peligro de intoxicación, aunque sí comenzará a perder sus cualidades alimentarías.

4.

También sucede que a veces, algunos productos ofrecen en sus envases la fecha de vencimiento que indican sólo el día y el mes, en este caso, no es que se está infringiendo la legislación vigente, sino que son productos que no se conservan más de tres meses; por ejemplo, la leche, y sería redundante poner el año de vencimiento.

5.

Otro dato para tener en cuenta, es la identificación del lote, que indica la partida de elaboración a la que corresponde el alimento. Es muy útil porque permite identificar todos los productos que se elaboraron en un mismo momento y en iguales condiciones; y si la partida sufrió alguna alteración y hay que sacarla de la venta, esa mercadería se podrá detectar rápidamente.

En caso de que el consumidor detecte alguna irregularidad en algún producto que adquirió, que no lo consuma, realizando el correspondiente reclamo al vendedor. Si éste no responde satisfactoriamente recordemos que se puede hacer la denuncia correspondiente en la Dirección de Bromatología del Municipio donde el damnificado se encuentre y por supuesto, siempre debe acercarse a un profesional para que lo asista en la gestión. Ahora si una persona consumió el producto y tuvo algún inconveniente de salud, queda abierta la vía del resarcimiento por los daños y perjuicios ocasionados.

Si se detecta alguna irregularidad en algún producto y todavía los futuros compradores no lo adquirieron, también puede recurrir al Municipio para que envíe una inspección al local comercial, quienes serán los encargados, en caso de detectar alguna irregularidad, de aplicar la sanción que corresponda.

Comentá la nota