Alertan sobre la falta de cifras confiables

El Instituto de Desarrollo Social Argentino alertó ayer en su informe semanal sobre las dificultades que genera la falta de datos confiables sobre la pobreza infantil para poder evaluar el impacto real del nuevo subsidio anunciado por el Gobierno.
El informe advierte que el decreto fija "de manera rudimentaria e imperfecta" los criterios a seguir para distribuir los beneficios. Y vincula esto con "las manipulaciones" en el INDEC: "No se cuenta con información actualizada, pero con datos del segundo semestre del 2006 se puede observar que:

En grandes aglomerados urbanos había 7,2 millones de hogares, de los cuales 3,2 millones tenían a su cargo al menos un menor de 18 años.

De estos 3,2 millones de hogares, habían aproximadamente 1,8 millones de hogares que no recibían asignaciones familiares porque no había entre sus miembros un asalariado registrado.

De los hogares que no recibían asignaciones familiares, había aproximadamente 996 mil (56%) que no eran hogares pobres.

"Hay aproximadamente un millón de hogares que no reciben asignaciones familiares porque no tienen un miembro con empleo asalariado formal, y no son pobres. Estas familias logran ingresos superiores a la línea de pobreza fundamentalmente a través del trabajo en negro, el cuentapropismo o de rentas de sus miembros", dice.

Comentá la nota