Alertan por el impacto de la falta de reembolsos portuarios

"Si no hay reembolsos, el 2010 es otro año perdido para Deseado" dijo Carlos Santi. El empresario de la Estiba reclamó que las empresas pesqueras cumplan las metas productivas.
En una nueva vuelta de tuerca sobre un tema que parece ir agotando sus propios plazos, el gerente de Patagonia Estibajes e integrante del Consejo Asesor Portuario deseadense, Carlos Santi, consideró que "hay mucha desinformación" con respecto a la captura de la cuota social de merluza asignada a los puertos santacruceños. "En realidad, lo que exigían las empresas para que se mejoren los precios ya fue realizado por una cuestión de productividad", explicó, aclarando que "lo que antes se estaba haciendo en nueve horas se bajó a seis, por lo tanto esta ya no es excusa para no salir a pescar estas 5.000 toneladas de merluza".

"Lo que hay que preguntarse -cuestionó el representante de uno de los sectores vitales en la actividad económica portuaria- es si realmente las empresas la quieren pescar, porque hasta ahora hay 1.600 o 1.800 toneladas otorgadas de ese cupo, por eso no sé hasta qué punto el tema de los costos portuarios han sido una excusa para no pedir merluza para capturar".

Consultado por el programa especializado "Informe de la pesca patagónica", que se emite por el canal de cable de Puerto Deseado, Santi acotó que "barcos no hay, incluso una de las empresas que pidió un cupo de 400 toneladas hasta hace poco estaba buscando un barco para salir a pescar". Reiteró, además, que "es imposible competir con los costos de Mar del Plata. Hay un mercado exterior que está muy devaluado, porque el precio de exportación de la merluza no es el que espera la gente que procesa este producto, por lo tanto son ellos quienes tienen que explicar por qué no les conviene invertir en una línea productiva de esta cuota social asignada por Nación".

Premios y castigos

Otro de los temas al que asignó importancia es el relativo a la entrega de permisos de pesca y las "metas productivas" a las que se compromete cada empresa anualmente. En este aspecto señaló que se debe verificar cuando se renuevan esos permisos si esos planes fueron cumplidos. "Ahí decidirá la Subsecretaría de Pesca" manifestó, destacando que "nosotros como Consejo Municipal Pesquero aspiramos también a tener nuestras opiniones, por lo menos ser escuchados en la entrega de permisos". "Es importante que haya un seguimiento de todos los compromisos contraídos por las empresas, para mejorar la actividad, para que no decaiga y sobre todo para tener una política de premios y castigos", recalcó.

No dar nuevos permisos

Al referirse a la coordinación de decisiones entre la autoridad nacional y las autoridades de aplicación de cada provincia, Carlos Santi valoró las últimas declaraciones y decisiones de los subsecretarios de Pesca de Santa Cruz y de la Nación, al opinar que "en treinta años de pesca no hemos podido hacer una política realmente seria, pero creo que se están haciendo los pasos para llegar a buen puerto, y nosotros estamos ayudando como comunidad pesquera, confiando tanto en Braccalenti como en las decisiones que está tomando Yahuar".

En este mismo sentido coincidió con lo solicitado por el diputado por pueblo, Roberto Fernández, en cuanto a suspender el otorgamiento de nuevos permisos de pesca, planteando que la postura de Fernández "está bien, porque ya no se puede aumentar más el esfuerzo pesquero sobre un caladero que ya tiene su techo". "Lo que tenemos que empezar a hacer es realizar los proyectos productivos, y en base a eso, como te decía antes, implementar la política de premios y castigos", concluyó.

Actitud personal

Durante la entrevista, fue consultado también sobre las versiones que lo habían ubicado cerca de asumir la titularidad de la Subsecretaría de Pesca tras la renuncia de Rodolfo Beroiz, ante lo que aclaró que "no voy detrás de un puesto. Peleo por mi comunidad y mi trabajo, y no es necesario aceptar un puesto para pelear por tu comunidad".

Santi estimó que "en un momento difícil que estaba pasando el Gobierno, una presencia de Deseado iba a traer, en el caso mío, más problemas que soluciones, aunque yo me siento capacitado". "Había una serie de condiciones que se pueden dar o no, y al no darse es imposible tomar una cartera tan difícil", acotó, recordando que fue "uno de los que dio el apoyo a Braccalenti, por considerar que es un técnico idóneo en la materia, y de un perfil bajo y de trabajo necesario para lo que la provincia requería en ese momento".

Si no hay reembolsos, otro año perdido

"Nos queda una última oportunidad de volver a tener los porcentajes de la Ley de Reembolsos o de Asimetrías Regionales antes de fin de año. Creemos que si no sale un decreto o si no es tratado en Diputados antes de fin de año, el 2010 también lo tenemos perdido. Otro factor principal son los fletes. Mientras nosotros no corrijamos los altos valores, por el resto podemos seguir discutiendo y mejorando, pero no vamos a poder competir con los puertos del norte", reflexionó finalmente.

Comentá la nota