Alertan por la falta de insumos en el Hospital Interzonal de Agudos

Alertan por la falta de insumos en el Hospital Interzonal de Agudos
El Colegio de Médicos alertó por la caída en la calidad de la atención. Y pide la regularización de los becarios de los hospitales provinciales.
El presidente del Colegio de Médicos de Mar del Plata (Distrito IX) alertó por la falta de insumos en los hospitales públicos regionales que están en la ciudad (HIGA y el Hiemi), que provocan serios trastornos en la calidad de atención de la salud y en las cirugías programadas, y también advirtió que es necesario regularizar la situación de precariedad en la que se encuentran los becarios.

"Hace ya un tiempo que la Provincia se comprometió a incorporar a los becarios al escalafón. Sin ellos, los hospitales no funcionan", aseguró el doctor Juan Manuel Prieto, titular del colegio.

Durante una recorrida de rutina por el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) de Mar del Plata, el doctor Prieto advirtió algunas dificultades de funcionamiento. "La situación económica de la Provincia es deficitaria, el dinero no alcanza y eso ha hecho de que en el transcurso de este año no se esté cumpliendo con el pago a los proveedores. Entonces, éstos han dejado de presentarse como oferentes en las licitaciones que, al quedar desiertas y los directores estar obligados a comprar hasta determinado dinero en forma directa, hay un desabastecimiento importante que un poco retrotrae la situación a 2001", alertó Prieto.

Desde su óptica, esta situación está repercutiendo sobre tres aspectos: en principio, la atención inadecuada a pacientes. "Cuando hay crisis se requiere el establecimiento de prioridades y el capital más importante del ser humano es la salud. En segundo término, se vislumbra la permanente situación de frustración del personal médico. Cuando se sabe que hay alternativas, muchas veces determinantes de una curación, uno es consciente de que no está haciendo la mejor medicina, ni está ofreciendo una opción igualitaria y ecuánime. Esto, para el medico formado en un criterio humanístico, es feo, frustrante y desagradable. Y en tercer lugar, si el sistema de salud está en crisis y lleva al fracaso de determinados tratamientos, el médico es la cara visible. Esto incrementa las demandas por responsabilidad profesional", señaló el titular del Colegio de Médicos.

Cirugías retrasadas

El doctor Prieto denunció que "hay menos quirófanos funcionando, lo que estira y alarga los turnos de las cirugías. Históricamente hemos tenido problemas con los anestesistas. Ahora se complican los turnos y la gran mayoría está saliendo como cirugías de emergencia".

Asimismo, añadió: "Hay cirugías que hacerlas ahora o en un tiempo no incide demasiado en el pronostico, pero sí en el paciente, que se prepara sicológicamente para operarse tal día y sufre un trastorno emocional, y alguien se tiene que hacer cargo. Por otra parte, tratamientos quirúrgicos que tienen que ver con patologías oncológicas tienen una oportunidad quirúrgica. Por ejemplo, un cáncer de cuello uterino o de mama no es lo mismo in situ, en el lugar que no ha invadido, a dejar eso un tiempo y que después ese tratamiento sea insuficiente".

Otra de las cuestiones importantes es la falta de stock de insumos como tornillos, clavos y placas, necesarios para cirugías traumatológicas por accidentología. "Antes había y entonces, al momento de hacer una operación se lo obtenía en el momento. Ahora, cuando surge la necesidad hay que gestionar estos insumos y se está supeditado a la muy buena voluntad de los directivos de hospitales", consignó el doctor Prieto. Y añadió: "En el Hiemi faltan válvulas de Holter para el tratamiento de hidrocefalia. Además, acá el quirófano está funcionando en forma precaria y no están dadas las condiciones adecuadas para cirugías más o menos complejas; en este caso se hacen derivaciones a La Plata o Capital Federal".

Comentá la nota