Alertado porque la crisis se agrava, el gobierno volvió a negar aumentos salariales

Esta vez fue el ministro de Hacienda, Ricardo Guerra. El funcionario advirtió que "la obligación primaria para con el sector estatal es cumplir con el básico salarial y los servicios". Y aunque admitió que "se trabajará en el esquema de recategorizaciones" prometido por el gobernador Beder Herrera, no quiso precisar cual será el método a utilizar. "Hay que asegurar lo que se tiene", enfatizó el ministro para graficar la situación. El gobierno local recibió advertencias de la Nación sobre los alcances de la crisis.
Otra vez el gobierno repitió que en 2009 no tiene previsto otorgar aumentos salariales a los empleados estatales y muy cautamente reflotó el proyecto de recategorizar a los agentes que menos ganan, aunque no dio precisiones sobre como lo instrumentará.

Esta vez fue el ministro de Hacienda, Ricardo Guerra, el encargado de decir no al reclamo que distintos sindicatos estatales comenzaron a imponer este año, nuevamente.

En diálogo con Radio Provincia, Guerra consideró como “obligación primaria el cumplir con el básico salarial y los servicios básicos”.

Y aunque admitió que "se trabajará en el esquema de recategorizaciones" prometido por el gobernador Beder Herrera, no quiso precisar cual será el método a utilizar. "Hay que asegurar lo que se tiene", enfatizó el ministro

Guerra también afirmó que le “encantaría poder cumplir” con los 200 pesos extras anunciados en diciembre pasado por la presidente Cristina Kirchner y pagados a los agentes estatales nacionales, pero indicó que "no se cuenta con dichos recursos".

“Ya se dijo que estamos en un momento en el que hay que asegurar lo que se tiene”, explicó; para agregar que “en tiempos de crisis no queremos arriesgar”.

Los sindicatos estatales como la ATP y el Sitrapp están pidiendo una recomposiciòn salarial para que el sueldo mínimo de bolsillo llegue a los 1.500 pesos, entre otras demandas.

La Nación sabe que la crisis mundial se potencia y alertó a las provincias sobre el impacto en la Argentina

Fuentes seguras de los gobiernos nacional y provincial dijeron que la administración de la presidente Cristina Kirchner está alertando a los distritos sobre la "impredecible" situación económica, laboral y social que se derivará de la crisis financiera global y su impacto en el país.

En coincidencia con ese dato, la Presidente aprovechó un acto que encabezó en la Residencia de Olivos en las últimas horas para advertir públicamente que "estos momentos difíciles del mundo, van a exigir de todos nosotros mucha inteligencia, poner una actitud de acuerdo y aunar esfuerzos para hacer frente a un mundo cada día más impredecible, más hostil a las posibilidades de desarrollo económico".

"Es bueno entonces elegir instrumentos económicos y políticos adecuados porque vienen situaciones extraordinarias, y situaciones extraordinarias en el mundo van también a exigir soluciones e instrumentos extraordinarios", remarcó, sin dar mayores detalles.

Comentá la nota