Alerta por una segunda ola del virus H1N1

Los responsables de las áreas de Salud de Argentina, Bolivia, Chile, Brasil, Paraguay y Uruguay analizaron acciones conjuntas ante el temor de un rebrote. Provisión de antivirales y vacunas.
El ministro de Salud, Juan Luis Manzur, mantuvo ayer una reunión con sus pares de la región durante más de cuatro horas, durante las cuales informaron y debatieron las medidas adoptadas en cada país para combatir la pandemia de gripe A.

Del encuentro, que se realizó en el Palacio San Martín, participaron entre otros, el ministro de Salud y Deportes de Bolivia, su par paraguayo, autoridades de epidemiología de Chile Brasil y Uruguay y representantes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Según informaron fuentes de la cartera sanitaria, los funcionarios expusieron un informe particularizado de la evolución de la epidemia en cada uno de sus países.

Además, mantuvieron una teleconferencia con la directora de la OPS, Mirta Roses de Periago, quien informó las pautas que la organización recomienda para unificar criterios en el tratamiento de la epidemia y en sistema de monitoreo de casos.

Según los partes oficiales elaborados hasta el momento, la Argentina se ubica en el segundo lugar entre los países con más víctimas mortales y muy por delante en la tasa de mortalidad en comparación al resto del territorio.

Respecto a esta situación, Manzur se limitó a defender el criterio de estimación realizado en Argentina y dijo que "la recomendación que seguimos coincide con el paper presentado por la OPS".

El ministro afirmó que "desde el primer día de la presencia del virus en el país hasta el 30 de junio hay 120.000 notificaciones de enfermedades tipo influenza".

En cuanto a las medidas a tomar, Manzur informó que "las acciones serán básicamente compartir información" y manifestó preocupación por el acceso a la vacuna por parte de los países de la región.

"Estamos viendo que mucha de la producción de la vacuna ya está comprometida", dijo el ministro, aunque indicó que la OPS garantizó que se destinarán las dosis necesarias.

"Si bien tenemos algunos indicios de la tendencia de disminución de las consultas, queremos ser extremadamente prudentes porque no sabemos cuál va a ser el comportamiento del segundo pico", concluyó.

Agregó que también "se analizó la provisión de antivirales y cómo será el patrón de conducta del virus nuevo".

En el encuentro, asimismo, se intercambió el "diagnóstico de la situación" de la pandemia en el Cono Sur. Manzur, al respecto, aseguró que se avanzará con "la producción de antivirales para la región"

Por su parte, el ministro de salud de Bolivia, Jorge Ramiro Tapia Sainz, dijo que "de ninguna manera cerraremos la frontera con la Argentina" por la gripe A y aseguró que "haremos un trabajo conjunto para evitar el avance".

A su turno, la jefa de la división Prevención y Control de las enfermedades de Chile, Cecilia Morales comentó que "hay algunas diferencias no sustanciales entre los países" y que "ahora lo que corresponde es hacer una mirada más cualitativa de la epidemia, más allá de mirar números".

Comentá la nota