Alerta en el sector comercial por los despidos confirmados

El CUEC contabilizó más de setenta trabajadores despedidos. Desde el Centro Comercial aseguraron que se trata de personal transitorio. En la industria el impacto es menor, al menos por ahora. Desde el sector aseguran que protegerán la mano de obra especializada.
El presidente del Centro Comercial de Santa Fe, Tomás Vallejo, reconoció que se registraron las primeras bajas en el sector, aunque negó que se trate de una “ola” de despidos.

“Estamos recopilando la información. Hubo despidos pero no podemos verificar la magnitud”, dijo esta mañana el dirigente a El Litoral. Según contó, los despidos se produjeron con empleados de carácter temporario, y que habían sido contratados como refuerzo para diciembre, presumiendo un incremento de las ventas por las fiestas de fin de año.

“Las ventas ya están disminuyendo, por lo que aquella presunción ya no es tal. Los despidos son esencialmente en casas de electrodomésticos, a raíz de que también se resiente la cadena de financiación, y eso impacta en las ventas. Ese es el fundamento del despido”, describió.

Vallejo evitó dar cifras precisas de los trabajadores afectados hasta el momento. “Son decenas: entre 50 y cien. No es una ola masiva de despidos, pero no dejamos de reconocer que esto significa un problema”, mencionó.

El titular del Centro Comercial aclaró que a la entidad no le corresponde considerar la decisión de cada empresa. De todos modos, dijo que las firmas “son víctimas de la crisis que afecta a su planificación”. Asimismo, aseguró que las casas que procedieron a los despidos “tienen entre siete y ocho sucursales en la ciudad”..

Preocupados

Desde el Centro Unión Empleados de Comercio (CUEC), el panorama descripto fue más sombrío. El subsecretario general del gremio, Adrián Ferreyra, enumeró a El Litoral los despidos registrados hasta hoy.

“Tenemos contabilizados diez en Ineco (venta de aires acondicionados), cincuenta en la financiera Confina y once en Frávega. Todos los casos están denunciados en la Secretaría de Trabajo y también están al tanto los dirigentes de la CGT”, comentó el dirigente.

Ferreyra aclaró que no todos los trabajadores afectados eran temporarios; por lo menos no era ése el caso de Frávega e Ineco, aseguró. En tanto, confirmó que mañana se prevé una audiencia formal en el Ministerio de Trabajo con la Cámara de Artefactos para el Hogar para abordar la situación puntual de Frávega. Igualmente, las conversaciones informales ya empezaron hoy con esa firma, Megatone, Rizzi y Confina.

“Las empresas no dan razones de los despidos -se quejó Ferreyra-. En algunas empresas aluden a una supuesta rotación del personal. Pero nosotros lo que pedimos es que no se afecte a ningún trabajador”.

En la industria

El presidente de la Unión Industrial de Santa Fe, Norberto Velasco, trazó un diagnóstico distinto de la situación por la que atraviesa el sector.

“No tenemos noticias de problemas con el personal, excepto las industrias curtidoras de Las Toscas y los frigoríficos, que empezaron con garantías horarias, pero por la situación del mercado exportador”, explicó.

El empresario reconoció que en el corto plazo, quien más siente el impacto es el comercio. “En la industria, en cambio, se trabaja con órdenes de trabajo o por pedidos, sobre todo en nuestra zona donde la industria está muy vinculada a un tiempo de elaboración. El hecho de que las actividades sigan en curso hace que no percibamos rápidamente la necesidad de ver qué hacer con el personal”, comentó.

Por otra parte, resaltó la importancia de proteger una mano de obra calificada y especializada, como es la del sector industrial.

“Es una mano de obra que nos fue muy difícil conseguir y adaptarla a las necesidades de la empresa. Entonces, desprenderse de esa mano de obra sería la última alternativa que vamos a tomar. No nos olvidemos que la hora de mano de obra del sector industrial es la mejor remunerada”, recordó.

De todas maneras, aseguró que desde la entidad hacen un seguimiento “día a día” de la situación.

“Avizoramos un diciembre complicado y creemos que lo que pase en los primeros meses de 2009 dependerá mucho de lo que se decida desde el sector político tanto a nivel provincial como nacional. Estamos en una situación de tránsito sin problemas de suspensiones por ahora, pero estamos muy preocupados”, admitió.

Comentá la nota