Alerta en San Nicolás, Ramallo, Baradero, San Pedro y Rosario

Con el agua al límite, esas ciudades ya encendieron el alerta y estudian ordenar evacuaciones.
A las intensas lluvias de la madrugada, que provocaron anegamientos en varias partes de Rosario, se sumó este lunes un nuevo elemento que puso en alerta a las autoridades: la crecida del Paraná. El río llegó a los 5 metros, según informó la Prefectura Naval Argentina, y está a sólo 30 centímetros del nivel de evacuación.

Pero el riesgo no sólo se enfocó en Santa Fe. Tras el desastre en San Antonio de Areco con la crecida del río de esa ciudad, lo que está ocurriendo con el Paraná puso en alerta de evacuación a varias localidades importantes de la provincia de Buenos Aires, como Baradero, Ramallo, San Nicolás y San Pedro.

Según recoge el portal de noticias Infocielo, la agencia La Provincia y la santafecina Agencia Fe, en el puerto de Ramallo el nivel de agua llegaba este lunes a 3,78 metros y seguía creciendo (su plan de evacuación es de 3,50 a 4 metros), mientras que en Baradero ya se encendió la luz roja porque la crecida ya estaba a su límite, los 2,80 metros.

Lo mismo en San Nicolás: el agua llegaba este lunes a 4,03 metros, a 17 centímetros del plan de evacuación. En San Pedro todavía quedan 40 centímetros para que crezca el río antes de ordenar el rescate de la población.

TEMOR EN ROSARIO. El jefe de Prefectura de Rosario, prefecto principal Claudio Mazziota, informó que este lunes por la mañana los patrullajes se realizaban en la zona del Gran Rosario, para advertir a la población ribereña sobre los peligros de la creciente, fundamentalmente por el pronóstico de los próximos 8 días, en los que se prevé que el río crecerá unos 15 centímetros más, lo que dejaría todo al límite del desborde.

En El Mangrullo, un asentamiento de viviendas precarias ubicadas en los bajos del barrio Roque Sáenz Peña, al sur de Rosario, varias personas fueron evacuadas y personal de la comuna estaba colocando bolsas de arenas para frenar el avance de las aguas. Mientras que en la zona de barrancas prácticamente no quedaban familias, ya que todas habían sido reubicadas por Defensa Civil del municipio rosarino, informa La Capital, de Rosario.

En tanto, en Villa Constitución, en el extremo sur de Santa Fe, hubo al menos siete familias evacuadas según informó el intendente, Horacio Vaquié.

De acuerdo al servicio de Hidrometría de Vías Navegables (HVN), el Paraná crece prácticamente en todo su curso, es decir, desde Puerto Iguazú, Misiones, donde el nivel se mantenía estacionado en 23.80 metros, hacia su desembocadura.

CÓRDOBA TAMBIÉN. Por otra parte, los pobladores de la localidad de La Cautiva, en el sur de Córdoba, manifestaron hoy su preocupación porque a causa de las intensas lluvias los campos fueron inundados y el agua llegó a pocos metros del pueblo, informó DyN.

El intendente local Carlos Belloq precisó que "llovieron más de 550 milímetros en menos de 50 días, los campos están totalmente bajo el agua" y cifró la superficie afectada en unas 35 mil hectáreas en esa zona del departamento Río Cuarto.

Además, la Intendencia de Vicuña Mackenna, 310 kilómetros al sudoeste de Córdoba, decretó la emergencia sanitaria debido a que las napas freáticas subieron hasta la superficie y había viviendas afectadas, sobre todo en el barrio Sur.

Comentá la nota