En alerta y movilización, la UTA analiza convocar a un paro

Fuentes consultadas por EL LIBERTADOR, confirmaron que la decisión aún es estudiada por la conducción del gremio junto con los delegados. Será en repudio a la represión recibida por parte de la Policía de Alto Riesgo, luego que impidieran la salida de colectivos de los galpones de la empresa Santa Ana de los Guácaras, ex línea 11.
Una tensa calma rodea las instalaciones de la empresa de transporte de colectivos urbanos e interurbanos Santa Ana de los Guácaras. Luego de los enfrentamientos de ayer de gremialistas y trabajadores de la empresa con efectivos policiales, desde la Unión Tranviarios Automotor de Corrientes evalúan aún si retomarán el acampe en inmediaciones a los galpones ubicados en avenida Independencia al 4.500 o si directamente convocarán a un paro general de colectivos.

Una fuente gremial consultada por EL LIBERTADOR confirmó que el gremio se encuentra en estado de alerta y movilización y "sería casi seguro que esta semana se convoque a la suspensión del servicio de transporte público, en repudio por lo que pasó ayer (en referencia a la represión del viernes).

SEGUIRÁ EL RECLAMO

También aseguró que la UTA se mantendrá en la postura de no abandonar los reclamos. La demanda de los choferes es que se cubra con una nueva firma la traza que prestaba la empresa Santa Ana (Línea 11), cuyo permiso precario el Municipio hizo caer la semana pasada, y que ésta absorba a la totalidad de los trabajadores del volante que quedarían cesantes.

Si bien habrían retirado el acampe que mantenían en inmediaciones a los talleres, sindicalistas que tenían la orden de impedir que ingresaran o salieran unidades de esa empresa a prestar servicios, hasta tanto y en cuanto no se regularizara la situación, desde el gremio aseguran que mantendrán firmes en su posición porque aseguran que fue "un avasallamiento a los trabajadores".

Comentá la nota