Alerta por marea roja en la zona costera

La disposición del Ministerio de Salud incluye a General Pueyrredon. Veda total para la extracción de moluscos bivalvos y caracoles.
El SENASA encontró altos niveles de toxina en muestreo frente a nuestras costas. Se recomienda no consumirlos y, en caso de hacerlo, sea únicamente en establecimientos habilitados. También aconsejan evitar la compra de los mismos cuando no cuenten con su correspondiente certificado sanitario.

El Ministerio de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires resolvió establecer a partir de este lunes una veda total para la extracción comercial, artesanal y/o turística de moluscos bivalvos y gasterópodos (caracoles) en la zona delimitada por Punta Piedra (al norte de la Bahía de Samborombón) y el límite sur de la ciudad de Monte Hermoso, en toda la zona de costa y dentro de aguas de jurisdicción provincial, incluyendo el municipio de General Pueyrredon.

Por lo tanto, se recomienda a la población abstenerse de adquirir o consumir estas especies, cuando las mismas no cuenten con su correspondiente certificado sanitario. La veda tendrá vigencia hasta tanto los estudios y análisis correspondientes indiquen su aptitud para el consumo humano.

Motivos de la prohibición

Conforme a la información proveniente del SENASA, como resultado de los análisis realizados sobre moluscos bivalvos provenientes de muestreos llevados a cabo en las costas de la Provincia de Buenos Aires, se han detectado niveles de toxina paralizante (TPM) superiores al límite apto para su consumo, según la normativa vigente.

Dichas toxinas resultan del fenómeno conocido como "floración algal" o "marea roja" y es el resultado de proliferaciones de algas unicelulares microscópicas, las cuales forman parte del alimento de moluscos bivalvos (berberechos, mejillón, almeja, etcétera) y gasterópodos (caracoles), organismos que concentran las toxinas y sin embargo no sufren ningún tipo de alteración (color, sabor, olor), de manera que –a simple vista- no es posible detectar su toxicidad. La ingestión de moluscos con concentraciones superiores a 80 ug en 100 gr., de toxina paralizante de moluscos tiene efecto sobre la salud humana que pueden llevar incluso a la muerte.

Comentá la nota