Alerta legislativa por la idea de ampliar oferta de juegos de azar

Provocó alerta en la oposición y en algunos miembros del oficialismo la noticia de que la Lotería de la Provincia de Córdoba se apresta a licitar la habilitación de un portal de juegos de azar en Internet, lo que implicará la ampliación de la oferta de apuestas lúdicas para los cordobeses.
La preocupación se convirtió en las últimas horas en un proyecto de resolución que lleva las firmas de los miembros del bloque radical y del parlamentario oficialista Emilio Graglia.

La iniciativa, impulsada en primer término por la radical Ana Dressino, propone convocar al presidente de la Lotería de Córdoba, Raúl Enrique Gigena, para que precise el anuncio que formuló su principal colaborador, José Aiassa, en declaraciones a Punto a Punto.

En la edición del 16 de octubre pasado, ese medio publicó la siguiente declaración de Aiassa: "La voluntad es estar en plaza con la licitación por los (juegos de paño) on line para la provincia de Córdoba antes de fin año. Seríamos los primeros en el país en tener un portal de juegos on line".

Se trataría, según trascendió de fuentes oficialistas, de un sitio web que permita establecer apuestas y jugar al póquer y al black jack, entre otros juegos, a través de Internet.

Para los legisladores que firmaron el proyecto, se trata de una nueva ampliación de la oferta de juegos de azar que se suma a la polémica autorización sancionada el año pasado, para que la actual concesionaria de juegos de azar, CET (Compañía de Entretenimiento y Turismo), pueda incrementar la cantidad de máquinas tragamonedas que ya explota en distintas ciudades y localidades de la provincia. En la actualidad, la cantidad de slots autorizadas es de 3 mil, aunque no se habrían instalado todas.

Preocupación. "Nos preocupa –argumentó Dressino– el fortísimo impulso que las últimas administraciones provinciales dieron al juego en sus variadas formas, sin instrumentar políticas de prevención y asistencia que impidan que la adicción al juego produzca consecuencias nefastas sobre las personas, la familia y la sociedad".

Dressino recordó que este año ya se había sumado a la oferta de las tragamonedas otra variante de juego de azar: "Lanzaron un bingo que ingresa a los hogares de los cordobeses todos los domingos al mediodía, cuando la familia debiera estar en otra cosa, fortaleciendo vínculos, en lugar de encontrar propuestas que los destruyen".

La intención de la propuesta legislativa, según relevaron los autores, es que Gigena concurra a la comisión de Prevención de las Adicciones, Deportes y Recreación, y "explique los alcances del proceso licitatorio de un casino on line que anunció Aiassa, los plazos, las condiciones y modalidades de los juegos a concesionar".

Esa comisión está presidida por el legislador Graglia, quien no sólo comprometió el tratamiento del proyecto sino que pidió firmarlo como coautor.

La decisión de Graglia, que no fue bienvenida por algunos de sus pares de bancada, tiene una explicación. El propio legislador, que llegó a la banca oficialista impulsado por el vicegobernador Héctor Campana, presentó meses atrás un pedido de informes a la Lotería a raíz del incumplimiento de la ley de juegos de azar. Esta normativa obliga al organismo estatal a generar programas de prevención y de atención de ludopatías (adicción al juego de azar) que, según Graglia y otros legisladores, nunca se llevaron a cabo.

Jury contra un juez

El empresario Pablo Barbieri, con el patrocinio del abogado Marcelo Touriño, solicitó al Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (Jury) la destitución del juez Civil y Comercial de 26ª Nominación, Ernesto Abril, por presunto mal desempeño, desconocimiento inexcusable del derecho y supuesta comisión de delitos. Se trata del magistrado que, según una grabación, le habría sugerido a Barbieri que contratara a un abogado de confianza del propio magistrado, lo que el denunciante percibió como una "extorsión".

Graglia, a favor del banco K

El legislador provincial de Unión por Córdoba, Emilio Graglia, presentó dos proyectos de ley que tienen como objetivo "fortalecer el proceso de regionalización provincial", mediante la creación de un Instituto Provincial para el Desarrollo Regional.

La iniciativa del legislador oficialista no cayó bien entre sus pares, ya que la propuesta significa también "potenciar" el Banco de Desarrollo Regional que impulsan cuatro intendentes y que tiene el respaldo del Gobierno nacional.

Precisamente, la creación de una entidad financiera impulsada por Eduardo Accastello (Villa María); Daniel Giacomino (Córdoba); Juan Jure (Río Cuarto) y Carlos Felpeto (Villa Carlos Paz) es una iniciativa que generó un fuerte rechazo en el Gobierno provincial.

Comentá la nota