No hay alerta por dengue en Mar del Plata pero recomiendan extremar medidas higiénico sanitarias

No hay alerta por dengue en Mar del Plata pero recomiendan extremar medidas higiénico sanitarias
Tanto el INE como la Zona Sanitaria y la Municipalidad afirmaron que por el momento la ciudad y la zona no fueron afectadas por la epidemia * También llevaron tranquilidad a la población al aclarar que el mosquito "aedes aegypti", que transmite la enfermedad.
Mar del Plata está por el momento fuera del área de alerta por el dengue debido a la ausencia de casos detectados en la zona -tanto de los denominados "importados" como los " autóctonos"- y por el hecho de que los mosquitos que transmiten dicha enfermedad, los "aedes aegypti", no viven naturalmente en esta zona.

Así lo informaron a LA CAPITAL tanto fuentes del Instituto Nacional de Epidemiología -INE- como de la Zona Sanitaria VIII y de la propia Municipalidad de General Pueyrredon, a través del secretario de Salud, doctor Alejandro Ferro.

No obstante lo anterior, todos los consultados por este medio recomendaron a la población extremar las medidas higiénico sanitarias y estar atenta a cualquier síntoma que pudiera indicar un posible caso de dengue -ver aparte-.

La ausencia de mosquitos "aedes aegypti" al sur de la Bahía de Samborombón fue considerada un dato clave a tener en cuenta tanto por el doctor Osvaldo Cotella, a cargo del departamento de Vigilancia y Clínica Epidemiológica del Instituto Nacional de Epidemiología -INE- como por Ferro.

En diálogo con LA CAPITAL, Cotella recomendó la colocación de trampas que permitan capturar mosquitos que haya en la zona y verificar que no sean "aedes aegypti", algo que Ferro aclaró que "ya se está haciendo".

Sin alerta

En diálogo con LA CAPITAL, Cotella aclaró que por el momento no hay alerta epidemiológica para Mar del Plata, donde hasta ayer no se había registrado ningún caso -ni siquiera dudoso- de dengue.

Según el especialista, Mar del Plata está protegida por su ubicación geográfica, dado que los mosquitos que transmiten la enfermedad, los "aedes aegypti", no viven naturalmente al sur de la Bahía de Samborombón. "Por razones climáticas, el norte de la bahía es su frontera", explicó.

En este marco, la única posibilidad de que el dengue llegue a Mar del Plata sería "importándolo", ya sea a través de personas que vuelvan a la ciudad luego de haber contraído la enfermedad o de mosquitos que lleguen hasta la zona por medios no naturales.

"Un camión que venga de zonas endémicas cargado de frutas, verduras o cualquier otro medio húmedo podría trasladar un mosquito aedes aegypti", advirtió Cotella, quien recomendó controlar esos vehículos. "Incluso sería interesante fumigarlos, como se hace habitualmente con los aviones", sugirió, en una posición que hasta ayer no era compartida por las autoridades sanitarias locales -ver aparte-.

Tras considerar que la Municipalidad debería realizar capturas de mosquitos "para controlar que efectivamente no haya 'aedes aegypti' en la zona" -algo que Ferro afirmó que ya se está haciendo- Cotella explicó que "en caso de que se detecte alguno, estaríamos en una primera alerta pero eso significaría que la enfermedad se vaya a propagar dado que no todos los mosquitos están infectados".

Como ejemplo de lo anterior mencionó las zonas ubicadas al Norte de la provincia de Buenos Aires, donde "hay 'aedes' pero no infectados propios."

Cotella también aclaró que para que los mosquitos se infecten deben "picar a una persona enferma en el período de viremia, dado que el virus circulante en sangre no es permanente. Si la persona enferma no es picada en la semana clave, el virus no se propaga", añadió.

Por otra parte recordó que en años anteriores el INE realizó controles a algunas personas que habían estado en tránsito -por turismo o por cuestiones laborales- por zonas endémicas pero que "por ahora no hemos tenido ninguna demanda de este tipo".

A nivel nacional

En cuanto al fenómeno a nivel nacional, Cotella aclaró que el laboratorio que centraliza las muestras de potenciales casos de dengue funciona en Pergamino y que por el momento el INE local no cuenta con información actualizada sobre la situación.

"No tenemos datos certeros sobre qué está pasando en el día a día", explicó y confió en que la anunciada visita de la ministra de Salud al Chaco "nos aporte datos más concretos".

Hecha la anterior salvedad, Cotella consideró que hasta ayer se estimaban aproximadamente 2.000 casos de dengue en todo el país. "Se habla de cifras muy superiores porque cualquier cuadro febril se toma por dengue", aclaró, aunque reconoció que "como fue algo muy explosivo, no se puede certificar cada caso con pruebas de laboratorio".

No obstante lo anterior, Cotella reconoció que 2.000 casos es "una cifra importante" y recordó que no se daba una situación similar desde 2004, cuando se confirmaron 1.500 casos. En 2005 la estadística se redujo a tan sólo 40, que se elevaron a 186 en 2006 y a 409 en 2007.

En cuanto a la situación actual, Cotella entendió que "se ha llegado a un pico" y que "a medida que avancemos en el otoño las cifras irán disminuyendo", aunque reconoció que la situación actual de altas temperaturas en todo el país -y principalmente en las provincias afectadas- atentan contra el control de la enfermedad por cuanto "hacen que el ciclo del mosquito continúe".

"La particularidad de este año -especificó- es que ésta es una enfermedad que suele plantearse en diciembre o en enero y si bien se han denunciado algunos casos en esos meses, la eclosión recién fue en marzo".

En cuanto a las razones de esta tardanza, Cotella consideró que la sequía fue determinante. "Durante enero y febrero casi no hubo precipitaciones, lo que retrasó la eclosión de los huevos de mosquitos que aparecen junto con las lluvias", reflexionó.

Comentá la nota