Alerta en Colombia por nuevas erupciones del volcán Galeras.

Es el tercer proceso similar en lo que va del 2009 en el macizo situado a unos 500 kilómetros de Bogotá, cerca de la ciudad de Pasto.
El volcán Galeras, ubicado en el sur de Colombia, entró el viernes en una nueva fase de erupción que obligó a las autoridades a declarar la alerta máxima después de que se registraron dos explosiones que se sintieron en una amplia zona, informó el Instituto Nacional de Geología.

El proceso eruptivo que se inició el día de hoy a las 7:32 PM, se caracterizó por una secuencia de erupciones destacándose hasta el momento las presentadas a las 7:32 y a las 8:09 PM.

La primera erupción fue la más energética, sin embargo la segunda fue de mayor duración", dijo un comunicado del Instituto Nacional de Geología (INGEOMINAS). "Los dos eventos fueron visibles desde Pasto, destacándose la incandescencia y particularmente la salida de bloques en la primera erupción, dirigidos hacia el norte", precisó el instituto que subió a rojo el nivel de alerta.

El nivel rojo significa que hay un proceso eruptivo en progreso y que el tiempo de preparación y respuesta es muy corto. Habitantes de la ciudad de Pasto, la capital del departamento de Nariño, ubicada cerca al volcán, reportaron las explosiones en medio de la erupción, que ha provocado la caída de cenizas en una extensa región. Pasto, con unos 400.000 habitantes, está ubicada en las inmediaciones del volcán pero fuera de la zona de riesgo.

El Galeras, que ha registrado en los últimos años varias erupciones de cenizas, gases y rocas, consideradas de mediana y pequeña proporción, es uno de los volcanes más observados del mundo por los científicos debido a la amenaza que representa para la población.

El volcán, de 4.275 metros, está ubicado a unos 500 kilómetros al suroeste de Bogotá, en la frontera con Ecuador. El Gobierno de Colombia inició en el 2005 un proceso de evacuación de los habitantes de la zona de riesgo por temor a una erupción de grandes proporciones y construyó albergues que permanecen desocupados porque la mayoría se niega a abandonar sus viviendas. A comienzos de 1993 el volcán hizo erupción y provocó la muerte de 10 personas, en momentos en que un grupo de científicos inspeccionaba su cráter.

Comentá la nota