Alerta en Capital y el Gran Buenos Aires por 60 casos de dengue "importados"

Son enfermos que se contagiaron en el norte o en Bolivia. Los últimos dos casos se dieron en Quilmes y los enfermos fueron aislados para evitar que el mal se propague. Fumigaron el área en la que vivían y los hospitales tomaron medidas especiales.
Autoridades sanitarias de la Nación, la Ciudad y la provincia de Buenos Aires se encuentran en estado de alerta por la cada vez mayor cantidad de casos de dengue que empiezan a detectarse en el area metropolitana. En la Ciudad de Buenos Aires, hasta ayer, ya se habían confirmado 45 casos; en la provincia hay otros 15 casos también comprobados. Ninguno de estos 60 casos es autóctono: se trata de personas que fueron picadas por el mosquito que trasmite la enfermedad cuando se encontraban de viaje en provincias norte o en Bolivia.

"Hay que estar muy alertas en la provincia de Buenos Aires y en la Ciudad", previno Hugo Fernández, director de Prevención de Enfermedades y Riesgos del Ministerio de Salud de la Nación. El peligro es que cualquiera de estas personas que se haya infectado con el virus mientras estuvo de viaje sea picado de nuevo por el mosquito vector del dengue, el Aedes agypti. Ese insecto podría luego picar y transmitirle la enfermedad a otra persona.

Para evitar justamente esto desde el Ministerio de Salud bonaerense advierten a los municipios de la provincia que ante cada caso de dengue se trabaje fuertemente en el control del foco. "En la casa de la persona infectada se debe fumigar y eliminar envases o recipientes donde se acumule agua, que es donde el mosquito pone los huevos", explicó Mario Masana Wilson, director de Epidemiología de la provincia de Buenos Aires. De acuerdo al funcionario, también se debe fumigar algunas cuadras a la redonda del lugar donde se detectó el caso.

Ayer, por ejemplo, por los dos nuevos casos de dengue que se registraron en Quilmes, la Municipalidad local ordenó la "fumigación del domicilio de las personas afectadas y el radio comprendido por las cuatro manzanas lindantes", según se informó en un comunicado de prensa. En el texto, además, se subraya que "la fumigación elimina el mosquito adulto, pero no así las larvas, por lo que es fundamental realizar todas las tareas preventivas recomendadas para estos casos", es decir eliminar los cacharros en lso que pueda haber agua limpia.

En la Ciudad de Buenos Aires también se palpa la preocupación. Hoy, según trascendió, el ministro de Salud porteño, Jorge Lemus, se reunirá con el coordinador de Epidemiología, Raúl Forlenza, para hablar justamente del dengue. Esta semana, por otro lado, se intensificarán las campañas barrio por barrio para que los vecinos puedan identificar con mayor facilidad los criaderos de estos mosquitos. "Se entregará folletería con información detallada", adelantó Forlenza.

También se distribuirá un memo de alerta en los hospitales de la Ciudad con consejos a los médicos para que puedan detectar con mayor facilidad la enfermedad (a veces, por sus síntomas, se la puede confundir con alguna otra, como gripe). El memo también detalla los pasos de asistencia y comunicación epidemiológica.

De los 45 casos de dengue confirmados en la Ciudad de Buenos Aires, 22 son de personas que residen en el territorio porteño. El resto viven en su mayoría en la provincia de Buenos Aires, pero se contabilizan en la ciudad por haber sido detecados en hospitales porteños. Además, en la Ciudad hay otros 19 casos sospechosos.

En la provincia ya hay 15 enfermos corroborados (se los detectó en Quilmes, San Pedro, Merlo y Almirante Brown, entre otros distritos). Y hay otros 32 casos en estudio.

Oficialmente, en la Argentina ayer había 2.532 casos de dengue confirmados. Hoy la base de datos se actualizará y, según reconocieron en Salud de Nación, es probable que ahí se llegue a los 3.000 casos confirmados.

Comentá la nota