Alentadores precios para la lana rionegrina

Esta temporada marca un cambio luego de tres años de sequía y valores muy bajos. La lana de lote, que se pagó el año pasado 2,90 dólares el kilo, ahora llegó a 3,60.
INGENIERO JACOBACCI (AJ).- El comienzo de la presente zafra lanera está siendo muy auspicioso y genera un gran optimismo en los productores ovinos de la Región Sur rionegrina.

Es que después de tres malos años, donde la sequía y la baja del precio de la lana han ocasionado un duro impacto negativo para el sector, el presente marca otra realidad.

En las últimas cinco semanas, el mercado mundial de lanas se viene tonificando debido a la demanda de esta fibra, principalmente de China.

Así lo reflejan los últimos remates realizados en Australia, donde las tendencias en alza se muestran firmes.

Sólo el lunes, el mercado registró una leve baja, pero ayer volvió a recuperase ante una intervención del país asiático y la lana subió un 2 por ciento, según publica esta semana en su página oficial de internet el Secretariado Uruguayo de Lanas, SUL.

La suba de los precios también se refleja en las primeras ventas que se realizan por estos días en la Región Sur.

Representantes de firmas compradoras de lana, afirmaron a este medio que los precios han tenido un incremento importante. "Una lana de acopio, que el año pasado se pagaba en promedio a 1,50 dólares, hoy está entre 2,10 y 2,20 dólares. Y una de lote, se paga un promedio de 3,60 dólares, cuando el año pasado se llegó a pagar como máximo entre 2,80 a 2,90 dólares. Por ahora el mercado está firme y con tendencia en alza y eso es bueno para todos", señalaron.

A esta tonificación que viene experimentando el mercado mundial durante las últimas semanas, se le suma una buena calidad de lana producida en general en gran parte de la zona.

Esta mejora está íntimamente relacionada con las lluvias y nevadas que se registraron durante el 2009.

La calidad de la fibra

Por eso en el oeste de la región la calidad de la fibra es superior que en el centro y va disminuyendo a medida que los campos se van ubicando hacia el este. Hasta ahora se vienen comercializando las lanas de esquilas pre parto, realizadas entre julio y septiembre.

"Estas lanas están buenas en general. Comparadas con la zafra anterior, se observa una mayor firmeza, largo de mecha y rinde en las zonas donde hubo más humedad. En Sierra Colorada y Ramos Mexía, por ejemplo, donde muchos productores tuvieron que suplementar la alimentación de los animales porque las lluvias fueron escasas, se nota una fibra de menor calidad. Pero en general, las lanas de pre parto están buenas", coincidieron los compradores.

Sin embargo agregaron que debido a que no se han registrado lluvias durante el último mes, que el fin de semana pasado se registró un fuerte temporal de viento y tierra y que las ovejas tuvieron un gran desgaste al parir, las lanas pos parto serán de inferior calidad.

Por su lado, los productores se muestran de buen ánimo pero cautelosos.

Si bien hasta fecha la realidad marca que han mejorado la situación de los campos en general, esperan que vuelva a llover en lo que queda de este mes o principios de noviembre. Es que si esto no ocurre, pone en serio riesgo la producción de corderos que por estos días están naciendo.

El año pasado fue para el olvido, porque a la enorme mortandad de animales por la sequía y la consecuente falta de pasturas, se sumaron los bajos precios de la lana. Es que una cosa trajo aparejada a la otra y la temporada terminó siendo muy compleja.

Hubo productores que perdieron la totalidad de sus majadas y otros que tuvieron que malvender para evitar que mueran.

Comentá la nota