Alemanes buscan vender energía desde La Rioja a Agua Rica

Empresarios alemanes que desarrollan energía alternativa en distintas partes del mundo están interesados en invertir en un parque eólico que se construye en la localidad riojana de Arauco con la intención de vender parte de esa energía a Agua Rica, el emprendimiento minero que pretende comenzar a operar en Andalgalá.

Así lo hicieron saber a las autoridades riojanas en una reunión que mantuvieron los directivos de la empresa Eab New Energy Group, con sede en Alemania.

La misión comercial estuvo encabezada por el director ejecutivo de la firma, Klaus Dieter Lietzman. En el encuentro, que se realizó en la Casa de Gobierno riojana, los empresarios fueron recibidos por el ministro de Infraestructura Javier Tineo, el secretario de Minería, Oscar Lehz y el empresario Luis María Agost Carreño.

El interés de los empresarios alemanes no solo es poder generar energía para vender al sistema energético nacional, sino fundamentalmente sumarse a un conjunto de operaciones y negocios que está llevando a cabo La Rioja, particularmente en la localidad de Arauco, para fortalecer emprendimientos mineros que se ejecutan en Catamarca, como el de Agua Rica.

Dada la cercanía del parque eólico que construye en Arauco con el emprendimiento minero, se baraja la posibilidad de proveer a futuro energía para el desarrollo de Agua Rica y, en términos generales, para el desarrollo minero de Catamarca y La Rioja.

Aunque por el momento no hubo precisiones de la operadora de Agua Rica, Yamana Gold, sobre los inicios de obra, los alemanes especulan con que el desarrollo del parque eólico en Arauco pueda proveer energía a futuro al emprendimiento.

El interés del grupo alemán se suma a la política energética riojana que no solo supuso la conformación de una empresa provincial de energía, sino que ya comenzó a buscar asociaciones con ENARSA (Energía Argentina Sociedad Anónima) y acuerdos estratégicos con proveedores tecnológicos para poder generar y vender energía al sistema nacional. En Catamarca, en cambio, la generación propia sigue estando lejos.

Comentá la nota