Alem y San Javier estuvieron sin luz por línea de media tensión baleada

Los vecinos de las localidades de Leandro N. Alem y San Javier pasaron la primera noche del año a oscuras por la acción vandálica de personajes desconocidos que balearon la línea de media tensión (33.000 voltios), que parte desde la Estación Transformadora de Oberá y que alimenta a las otras dos ciudades.
La falla en la línea preensamblada (un cable de grosor importante) se produjo a las 0:04, apenas cuatro minutos después del brindis, y según pudieron establecer técnicos de EMSA, el cableado resultó afectado por un disparo de arma de fuego que literalmente lo cortó, en inmediaciones de la Estación Transformadora y donde se halla ubicado un conglomerado de viviendas.

Por tratarse de una línea de media tensión, el trabajo de localización de la falla y de reparación y recambio del cable pleensamblado llévó más de cinco horas de intenso trabajo por parte de los técnicos de la Cooperativa Eléctrica de Leandro N Alem en colaboración con EMSA.

En tanto la empresa eléctrica provincial realizará la denuncia policial correspondiente para que las autoridades identifiquen a él o los autores del acto vandálico, que se circunscribe en el marco de los festejos del año nuevo, pero que causó perjuicio a los habitantes de Alem y San Javier y que podría haber resultado en daños mayores a la integridad de las personas por el uso indiscriminado de armas.

No es la primera vez que una bala daña importantes tendidos eléctricos en la provincia. El pasado 25 de diciembre un disparo dañó un cable de media tensión y dejó sin suministro a la zona de San Isidro, en el sur posadeño.

En el caso registrado anoche, se dio la particularidad de la gran zona afectada por tratarse de un cableado de vital importancia para el suministro eléctrico de la zona norte.

Comentá la nota