ALEM ANTICIPO QUE LA INTENCION DEL GOBIERNO ES HACER DEL BICE UNA BANCA DE DESARROLLO

El recientemente designado presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), Mauro Alem, adelantó en declaraciones a APF que el Gobierno pretende transformar la institución en una banca de desarrollo productivo que promueva la industrialización y el empleo, a imagen del Banco Nacional de Desarrollo del Brasil • El ex – subsecretario de Industria de la provincia pronosticó que el nuevo perfil de la entidad podrá estar listo hacia fin de año • Alem, que estaba radicado en el exterior, expresó que el Estado tiene que estar "presente" y que es necesario articular con todos los grupos del sector privado • Tuvo también palabras de agradecimiento hacia el empresario Héctor Motta, quien lo llevó al Gobierno provincial durante su paso por Producción.
"La Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) nos ha instruido a trabajar con mucha seriedad, honestidad y preparación técnica para poder tener un instrumento como el que tienen la mayoría de los países. Cuando se miran las economías desarrolladas, hay instituciones de fomento público muy importantes, más incluso que el sector privado", dijo. Mauro Alem, nacido en Larroque hace 36 años, fue nombrado la semana pasada al frente del BICE, en reemplazo de Miguel Peyrano. Es el primer entrerriano que ocupa, después de muchos años, un lugar destacado en un gabinete nacional.

Su designación es algo que surgió "no hace mucho", expresó. "Con el Gobernador (Sergio Urribarri), cuando fui funcionario provincial, buscamos siempre herramientas para poder financiar proyectos importantes que había en la Provincia, como desarrollos productivos. En aquel momento se habló de la posibilidad de poder trabajar con instituciones públicas. Lo hicimos con el Banco Nación, con el que pudimos lograr algunos acuerdos que ayudaron en gran medida al sector productivo y siempre surgía la posibilidad de contar con un instrumento como el BICE".

Alem comentó que hace seis meses, por razones personales, tuvo que viajar a Estados Unidos, pero confesó que trabajar en esta entidad bancaria era "una meta personal y profesional".

A raíz de esto, expresó: "Siempre he sido un creyente de la banca de desarrollo. El país no ha tenido después de la experiencia del BANADE (Banco Nacional de Desarrollo), que terminó en los ’90 con una liquidación por los créditos no pagados al Estado, la posibilidad de hacer un trabajo serio con planificación, con desarrollo de innovación y de proyectos y con un contenido federal".

"El Gobernador me planteó la posibilidad de proponerme como presidente ante la renuncia del anterior titular. Surgió de una manera bastante casual y no muy programada", precisó.

El economista puntualizó que su objetivo es avanzar sobre materias como los proyectos productivos, las innovaciones, el desarrollo de cadenas de valor y las exportaciones.

Alem relató que, antes de ser designado, hubo una primera conversación con la titular del Ejecutivo nacional, en la que "escuchamos (con Urribarri) sus inquietudes" que pasaban por la necesidad de que Argentina cuente con una banca de desarrollo como la existente en otros países. Grosso modo, el modelo que observan es el Banco Nacional de Desarrollo del Brasil (Bndes). El ahora titular del BICE conoce esta experiencia por su paso por el BID (Banco Interamericano de Desarrollo).

Pese a que el BICE se mirará en el espejo del Bndes, Alem es conciente de que "las experiencias no son replicables porque los contextos institucionales no siempre son los mismos".

"Luego tuvimos una conversación con el Ministro de Economía (Amado Boudou). (Pero) Los trazos gruesos (para la gestión del BICE) fueron dados por la Presidenta: contar con una institución de desarrollo que promueva un desarrollo de industrialización, de inclusión y de empleo formal", manifestó.

Para crear esta banca de desarrollo había otras alternativas además del BICE, pero "el Ministro decidió fortalecer esta institución y darle un tinte más federal, de planificación del desarrollo".

• Objetivos

Alem remarcó que el BICE "no trabajará solamente con Entre Ríos, porque es una banca nacional. Pero uno lleva al ámbito nacional las inquietudes que en su momento tuvimos con el gabinete económico provincial. El empresario solo no puede. La idea es crear un banco de fomento, con un Estado presente en los temas productivos, buscando siempre proyectos innovadores y rentables", subrayó.

"El mundo es muy complejo, las oportunidades abundan. Hay que tener la visión abierta para poder trabajar entre el Estado y el sector privado para poder construir este tipo de empresas y de proyectos productivos que nos permitan dar un salto. Entre Ríos, en particular, tiene condiciones naturales y mano de obra capacitada que van a permitir hacer muchos proyectos", definió

"Claramente tenemos que trabajar con la Anses para tener la canalización de recursos que son excedentes y que muchas veces pueden utilizarse con una visión de largo plazo y de desarrollo territorial", anticipó.

"La idea – abundó - es dar los primeros pasos. Pretendemos, en unos quince días, dar una primera presentación de cuales serán los alcances de este esfuerzo y para fin de año, ojalá, contar con una institución nueva que aspire a tener un rol bastante más importante para el desarrollo productivo del país en la que se vean reflejados todos los sectores del país".

"La Presidenta me dijo que veía en el BICE una institución de desarrollo para todos los argentinos, que tratemos de incluir en la medida de lo posible a todos los sectores productivos y sociales", recalcó.

• El desafío personal

"Puede sonar un poco ingenuo, pero uno ha querido siempre desde joven tratar de ir a estudiar al exterior, de aprender experiencias y modelos de trabajo que pudieran aplicarse a nuestro país", expresó a APF el titular del BICE.

"Desde chico – acotó - nos enseñan que la Argentina es un país muy rico y que tiene muchos recursos naturales, pero se debe saber administrar ese tipo de ventajas comparativas con otros países. Podemos ver casos como naciones vecinas que tal vez no tengan esas condiciones naturales y han logrado agregar valor a sus productos con mayor tecnología y tecnificación, incorporando el estudio científico hacia el desarrollo productivo".

Alem confesó: "Tuve una primera oportunidad cuando me incorporé al gobierno de Sergio Urribarri. Determinadas circunstancias y conflictos y una sociedad que no se ha acostumbrado a dialogar las cosas, a resolver los problemas conversando, me llevaron nuevamente a irme al exterior, con un deseo de protección personal y familiar. Esta es una segunda oportunidad, es una propuesta del Gobernador, con su visión de apuntalar la provincia, que cree que podemos dar un paso hacia delante. Es una ocasión que no debemos desaprovechar. Tenemos que ser muy serios y cautos en esta etapa, tratando de plantear objetivos claros y que se puedan cumplir".

• Reconocimiento

Alem dedicó las palabras finales a Héctor Motta, quien lo convocó en su momento para integrar su equipo en la Secretaría de la Producción. Indicó que ayer por la tarde recibió un llamado de felicitaciones del industrial. "La gran ventaja de muchos empresarios exitosos de la provincia es, muchas veces, saber elegir a su equipo de trabajo", destacó.

Luego, recordó que recibió la invitación del empresario crespense de sumarse a la Secretaría de la Producción en los albores de la administración Urribarri cuando estaba "trabajando en un instituto en Córdoba".

"Tuvimos una situación muy difícil, como fue el conflicto del campo. En Entre Ríos fue realmente complicada la situación. Pero siempre he sido un agradecido a Motta de la posibilidad de volver y de trabajar por mi provincia, a la que siempre voy a llevar en un lugar muy especial del corazón", rememoró.

"Él (Motta) ha tenido la posibilidad de situar sus empresas en cualquier parte del país y del mundo, y sin embargo ha apostado a revitalizar un pueblo como General Racedo. Siempre he tenido una admiración por esa vocación de reimpulsar las pequeñas localidades, donde hay muchísimo talento, simplemente hay que darle la oportunidad", remató Alem.

Comentá la nota