Aldo PignaNelli: "Brasil nos va a ayudar a salir de la crisis"

Plantea que el gobierno debe tomar algunas medidas para que la actividad económica levante. Afirma que debe admitirse la auditoría del FMI para poder volver a los mercados voluntarios de crédito.
El ex presidente del Banco Central y actual consultor privado, Aldo Pignanelli, está convencido de que será Brasil la mayor ayuda para que la Argentina salga de la crisis. "Viene bien en los últimos meses y aumenta la demanda de algunos productos que nos compra, pero necesitamos tomar algunas medidas para colaborar con esa tendencia", dice a LA MAÑANA y subraya que el país "debe aprovechar el liderazgo brasileño porque es nuestro principal socio".

Pignanelli -quien se define peronista y que en la última elección votó a Fernando Pino Solanas, "porque era el más peronista de los candidatos" en la Capital Federal- plantea que la designación de Amado Boudou en el Ministerio de Economía "es como cerrar las puertas". Afirma que no abre juicio sobre si eso está bien o mal, "es un hecho; frente a la derrota electoral, clausuró las puertas sobre su círculo".

No tiene ninguna expectativa de cambio de modelo. "Tal vez le hagan algún service a la economía, pero no cambiará nada de fondo". Sostiene que el gobierno seguirá apostando a mantener el tipo de cambio entre 3,90 y cuatro pesos y asegura que, si logra algún consenso en el diálogo al que convocó, "no se va a escapar el dólar; sino, puede haber problemas".

Respecto de la necesidad de financiamiento externo, Pignanelli se inclina por la necesidad de que el Fondo Monetario Internacional vuelva a auditar la economía. "Está bien que no se le pida plata sino queremos que nos impongan un plan, pero si dejamos auditar, se abre la posibilidad a acceder al mercado voluntario de crédito, que ahora está cerrada", explica.

En ese contexto recuerda que el Indec y la figura del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, "tienen importancia. Las estadísticas deben ser confiables, hay que tener certeza de lo que se mide".

- ¿Qué significó, para usted, la designación de Boudou en Economía?

- Ese nombramiento es como cerrar las puertas. No digo si está bien o mal, simplemente es un hecho frente a una derrota electora. Cerraron las puertas sobre su círculo. Con Boudou el modelo no va a cambiar; viene desde 2002 y tal vez se le haga algún service, pero no modificará nada importante. Sigo creyendo que al gobierno le falta un buen diagnóstico de la economía.

- La convocatoria al diálogo, ¿no puede interpretarse como una posibilidad de que introduzcan algún cambio?

- El diálogo es desde el punto de vista político…

- Pero figuran la Unión Industrial, el campo…

- La UIA es una organización que representa a uno de los sectores político-económicos del país; es un organismo político que identifica gremialmente al empresariado. En un diálogo está bien empezar por convocar primero a los partidos políticos; después habrá que reunirse también con la CGT, el campo, los empresarios…

- ¿Qué cree que va a pasar con el dólar, esa sigue siendo una preocupación de la gente?

- El gobierno va a intentar seguir manteniendo el tipo de cambio en 3,90 o cuatro pesos. Si hay acuerdo con los sectores, lo va a poder hacer. Hay que pensar que hoy la mitad del país está paralizada porque el campo no tiene una motivación para invertir. También hay que seguir de cerca si el gobierno hará algo o no para acceder a los créditos internacionales; hay que prestar atención al frente fiscal que está complicado. El tipo de cambio no se va a disparar si se logra un consenso. Sino, puede que lo haga…

- Boudou dijo que el FMI no es una opción para el financiamiento.

- Sino es una opción debe estar pensando en otra. Hoy no tenemos opciones en financiación externo. Existen el FMI, el BID, el Banco Mundial o el mercado voluntario de capitales. Argentina sólo puede contar con el BID y el Banco Mundial. Yo estoy entre los que cree que tenemos que ser auditados por el FMI. Y ahí sí entra en juego y tienen importancia el Indec y la figura de Moreno porque las estadísticas deben ser confiables, creíbles. Sin que el Fondo nos audite no podemos volver al mercado voluntario: Puedo no pedirle plata para que no me imponga un plan, pero hay que ser parte del club…Hoy estamos afuera de la agenda del mundo.

- ¿Cómo ve el escenario global?

- Se están empezando a ver las mejoras. Los emergentes como Brasil, China e India son los que motorizan el crecimiento. Hasta fin de año habrá algunos rasgos positivos. Argentina también empezará a salir. Tuvimos un par de trimestres de caída del PBI y la gripe A dejará su huella en la caída del consumo, la baja del turismo, el ausentismo pega en la productividad. Y eso seguramente hará que el tercer trimestre también tenga una baja. Esperemos las medidas que tome el gobierno. Brasil nos va a ayudar a salir de la crisis, está teniendo mejoras en su actividad económica y hay alzas de la demanda de algunos de los productos que nos compran, pero tenemos que hacer algunas cosas nosotros. Hoy Brasil es la primera economía latinoamericana, integra el Bric... Tenemos que aprovechar ese liderazgo porque es nuestro principal socio.

Comentá la nota