Aldo Catullo:"Tenemos en calidad y cantidad, muchos y muy buenos artistas"

Luego del comienzo del cronograma cultural 2010, que se abrió paso con la calle libre como actividad principal, ABC dialogó con Aldo Catullo, Secretario de Cultura, Educación y Derechos Humanos, que balanceó el 2009.
Pasaron apenas unos días de terminar el 2009, ¿qué balance hace de la Secretaría?

El balance que hago, y lo digo cada vez que puedo, es más que positivo, de una satisfacción inmensa. Hemos podido cumplir con todo lo que nos encargó el intendente en una política cultural abierta hacia todas las expresiones y todos los sectores. Pudimos dar esa apertura de igualdad de oportunidades, que no es darle a todos lo mismo, sino a cada uno lo que necesite.

Paralelamente al trabajo que se realiza de talleres se generó una estructura cultural y artística increíble, con mucha participación en dos sentidos: de la gente hacia dentro, siendo protagonista de las propuestas; y la participación local, disfrutando de ellas, que va incrementándose año tras año. Ese es el objetivo de las actividades. Eso es lo que potenciamos, y darle a todos los artistas la oportunidad que tienen que tener acá. La cultura está en la gente, en la calle, y nosotros tenemos en calidad y cantidad, muchos y muy buenos artistas, así que cada vez que tenemos la posibilidad de darles envión, vamos, porque queremos que dejen de estar en el anonimato, que no sea sólo hobby, que sean públicos. Así el artista se transforma y nos da la oportunidad de disfrutar de él.

¿Y en derechos humanos?

La perspectiva de los derechos humanos está en todas nuestras actividades, porque trata de valorizar la condición de la persona en su parte más esencial, la vida. Si la dignificamos estamos protegiendo su derecho principal. Los derechos humanos siempre quedan reducidos a fechas puntuales, que no dejamos de conmemorar por su tragedia, y porque así lo merecen quienes injustamente y sin sentido fueron arrebatados de su vida, eso lo haremos siempre. Pero dentro de los postulados básicos de los DD HH está el hecho de dignificar la vida: a través de la salud, el deporte, la educación, la igualdad de posibilidades, desde allí.

¿Alguna autocrítica?

Siempre. Siempre quedan cosas pendientes. Nos vamos autocriticando en lo cotidiano, en cada evento. Hay que tender a hacer, hacer todo el tiempo, proyectos, actividades, hay que hacer.

Se han logrado muchas cosas. Arsis (el conjunto de cámara) es un gran logro. Los coros del interior también lo son, son muy valiosos, porque cuesta, por la distancia por ejemplo. Por suerte el intendente no escatima jamás para generar igualdad de oportunidades.

Autocrítica permanentemente. Pero también la recibimos de la gente, cosa que agradezco, porque tiene muy buenas intenciones. Observaciones, acotaciones. Me encanta, porque quiere decir que quieren ayudarnos. Permite la autocrítica y crecimiento constantes.

Imaginaria fue otra gran satisfacción. Nació un día, cuando llegaron tres jóvenes a la oficina. Me presentaron el proyecto, se les dió el apoyo y libertad de expresión para que hagan a su gusto, y con un fuerte respaldo municipal, ahí estuvimos, fue el segundo año y ojalá sigamos drisfrutándolo.

Nosotros seguiremos por lo pronto con los talleres municipales, que irán rotando y que involucran una gran inversión que hacemos seguros, por la libre expresión. Además tenemos el bicentenario, que vamos a conmemorar y recordar de modo que sea lo más educativo posible.

Comentá la nota