Alderete espera un gesto oficial para no tomar edificios públicos

Alderete espera un gesto oficial para no tomar edificios públicos
El piquetero pide planes de empleo. Y, por ahora, aguarda una respuesta del Gobierno.
Ninguna retractación. Ni un paso atrás. Cuando el líder de la Corriente Clasista y Combativa, Carlos Alderete, atendió ayer por la tarde a Clarín estaba indignado con la información que circulaba a esa hora por distintas agencias de que había decidido dar marchas atrás con su idea de ocupar la sede del Ministerio de Desarrollo Social y las dependencias de la ANSeS luego de que el jefe de Gabinete Aníbal Fernández presentara una denuncia penal en su contra.

"Un funcionario de tercera línea nos aseguró que el lunes (hoy) estarían disponibles los formularios de inscripción para cobrar la asignación universal por hijo y que entre lunes y martes nos convocarían para sumar a nuestra gente al programa de Cooperativas. Si eso ocurre, obviamente que levantaremos la protesta. Pero si no, vamos a seguir adelante con el plan de lucha y lo vamos a redoblar", explicó Alderete.

El líder de la CCC dijo que había sido "malinterpretado" cuando se difundió que había dicho que "va a haber muertos de los dos lados". Según aclaró, se refería a una advertencia que le había hecho al jefe de la Policía en 2001, previa a la represión que terminó con la caída de De la Rúa.

"Es increíble que este Gobierno tolere sin problemas los desmanes y las acciones de (Hugo) Moyano y de otras organizaciones que son aliadas del kirchnerismo y nos denuncien a nosotros, que no hicimos nada", se quejó. Al tiempo que se mostró partidario de que avance la causa en su contra. "No tengo problemas en mostrar mis credenciales democráticas. Quisiera ver si algunos funcionarios pueden contar qué hicieron durante la dictadura", agregó.

Con unos 60 mil adherentes en 21 provincias, la CCC es uno de los movimientos sociales más grandes del país y hace tiempo que viene conformando cooperativas como metodología para incorporar desempleados al mercado laboral.

Pero, junto a otras organizaciones, la CCC viene denunciando que el plan "Argentina Trabaja" es manejado "clientelarmente" por los intendentes. Y asegura que, hasta ahora, se les niega el acceso a esas cooperativas a unos 5 mil de sus integrantes en el GBA.

Comentá la nota