Por la alcoholemia, retienen 33 autos en una madrugada

Por la alcoholemia, retienen 33 autos en una madrugada
Es la mayor cantidad registrada hasta ahora en un solo día. Las multas llegan a $ 3.000.
En los primeros tres días del año se habían secuestrado 44 vehículos por controles de alcoholemia en Mar del Plata. Y los responsables de la seguridad vial anunciaban que había una toma de conciencia por parte de los conductores. Pero eso parece haber quedado en el olvido. En la madrugada de ayer, en un solo punto de control se registraron casi la misma cantidad de casos positivos: fueron 33 los vehículos secuestrados, según informó a Clarín Rubén Mansilla, director general de Tránsito del municipio de General Pueyrredón.

La cifra es récord en lo que va del verano y el operativo lo realizaron inspectores municipales sin la Agencia Nacional de Seguridad Vial, que viene haciendo controles en toda la Costa. Se hizo entre las 3 y las 7 de la mañana de ayer en un solo punto, en la intersección de Güemes y la avenida Costanera.

A uno de los conductores le dio 2,33 gramos de alcohol por litro de sangre, casi 5 veces más del permitido para manejar, que es 0,50. "Casi no podía estar parado -aseguró Mansilla- y venía manejando". También hubo dos casos de conductores que intentaron evitar el control y escaparse por calles laterales. Uno fue interceptado y el control le dio positivo; el otro se negó a realizar la prueba y también le secuestraron el auto. En el caso de que a un conductor le dé positivo, no tiene la opción de que su acompañante siga manejando: sí o sí le sacan el vehículo.

Desde la subsecretaría de Control municipal, Adrián Alveolite señaló que estos operativos forman parte de las "múltiples formas de control que realizamos todas las noches". Los lugares se van rotando y generalmente son vías de salida de lugares nocturnos, como la zona de Constitución o Alem.

Ayer a la tarde, Clarín visitó la playa de infracciones y constató que todavía quedaban por retirar unos 20 vehículos. Para poder llevárselos, los infractores tienen que ir primero a uno de los cinco Juzgados de Faltas que hay en la ciudad. Allí, el juez les fija la multa, que puede ir de los 900 a los 3.000 pesos y, después de pagar, les da una orden para que les entreguen su auto en el playón de Luro y España, de 8 a 16.

Comentá la nota