AIG alcanza un negro récord en la historia corporativa

AIG alcanza un negro récord en la historia corporativa
La aseguradora perdió US$ 67.700 millones en tres meses; recibirá otro rescate del gobierno
NUEVA YORK.- El gobierno norteamericano se disponía ayer a otorgarle otros 30.000 millones de dólares al gigante de los seguros American International Group (AIG), minutos después de que la aseguradora reportara la peor pérdida trimestral en la historia corporativa de Estados Unidos.

El grupo declaró ayer pérdidas por 61.700 millones de dólares en el último trimestre, lo que equivale a una sangría de 460.000 dólares por minuto durante ese lapso. En 2008, la empresa computó en sus libros un rojo de 100.000 millones de dólares.

"En vista del riesgo sistemático que AIG continúa demostrando y la fragilidad de los mercados actualmente, el costo potencial para la economía y para el contribuyente de una inacción del gobierno sería extremadamente elevada", destacó el Departamento del Tesoro en un comunicado, tras informar sobre el nuevo rescate para la aseguradora.

Hasta ayer, AIG había recibido 123.000 millones de dólares en ayuda federal, desde septiembre pasado, a cambio de ponerse bajo tutela de las autoridades estadounidenses. La corporación ofrece sus servicios de seguros a más de 100.000 entidades, como empresas, municipalidades, instituciones financieras y fondos de retiros, en 130 países.

Una fuente familiarizada con el nuevo rescate reveló que las autoridades del Tesoro norteamericano consideraron que era más barato colocar más dinero de los contribuyentes en AIG que correr el riesgo de dejarla caer.

Permitir el colapso de AIG, que ha tenido problemas para vender activos, podría traer consecuencias de amplio alcance para el sistema financiero, pues la compañía garantiza alrededor de 300.000 millones de dólares en títulos respaldados por activos y otras deudas, según los analistas.

Menos beneficios

En este contexto, las turbulencias que azotan el sector financiero alcanzaron también al coloso británico HSBC, que declaró ayer una dramática caída de sus ganancias y un plan para expandir su capital.

HSBC, el mayor banco europeo en términos de capitalización, anunció que recurrirá al mercado para ampliar su capital en 18.000 millones de dólares, medida que será acompañada de un fuerte recorte en su planta de empleados.

Este incremento de capital -el mayor jamás realizado en Gran Bretaña- se volvió necesario luego de que HSBC sufriera una caída del 70% de su beneficio neto en 2008, a 5728 millones de dólares, según indicó el gigante bancario británico.

El anuncio de HSBC provocó una caída de sus acciones en la bolsa, que retrocedieron un 10% en el inicio de la sesión, pese a que el grupo aseguró en un comunicado que está "bien capitalizado" y es "líquido y rentable". El banco es uno de los pocos que no han tenido que ser rescatados por el gobierno británico, que en sólo cinco meses tuvo que poner en marcha tres planes de salvataje para el Royal Bank of Scotland (RBS), uno de los competidores del HSBC.

La semana pasada, el RBS y el Tesoro británico llegaron a un acuerdo por el que Downing Street asegurará contra posibles pérdidas un gran paquete de activos del banco escocés considerados tóxicos y valorados en más de 400.000 millones de dólares. Asimismo, el HSBC anunció el cierre de la mayoría de sus filiales de crédito al consumo HFC y Beneficial en Estados Unidos, lo que representará la eliminación de 6100 empleos.

Jubilación del escándalo

En tanto, para tratar de evitar reproches como los que han llovido sobre otras instituciones bancarias, el HSBC también reveló ayer que sus responsables no recibirán las jugosas bonificaciones que les han sido otorgadas anualmente.

Mike Geoghegan, director ejecutivo; Stuart Gulliver, responsable de banca global, y Douglas Flint, director financiero, tres de los principales directivos de la firma, renunciaron a su bonos anuales, previamente acordados, luego de la ira pública contra el ex responsable del colapsado RBS, Fred Goodwin, que ha recibido una millonaria pensión vitalicia.

La jubilación de Goodwin, de unos 912.000 dólares al año, fue revelada el mismo día que el RBS anunció pérdidas por 34.000 millones de dólares, las mayores en la historia empresarial británica.

Agencias Reuters, DPA, AP, EFE y ANSA

Volkswagen, contra la corriente

* BERLIN (DPA).- A pesar de la crisis en la industria automotriz, la empresa Volkswagen cerró 2008 con un aumento de sus beneficios, informó ayer la casa matriz, en Wolfsburgo. Las ganancias del mayor fabricante de autos de Europa aumentaron 13,7% (US$ 5900 millones) respecto del ejercicio anterior. La facturación aumentó 4,5% (US$ 143.400 millones). Volkswagen estimó que durante 2009 el grupo tendrá mejores resultados que el sector automovilístico en general y ganará participación de mercado, aunque espera que las ventas y las ganancias sean inferiores a las de 2008.

Comentá la nota