Ex alcalde renunció a seguir cobrando las casas de Pinto, pero ahora lo hará la municipalidad

Las denuncias promovidas por el ayuntamiento de Pinto de España, tanto del oficialismo como de la oposición, sobre las 18 viviendas que fueron construidas con dinero donado por los ibéricos para "personas necesitadas" y que se están abonando, provocó que la Fundación Pinares decidiera dejar de cobrar las cuotas de las casas.
Así lo confirmó ayer a EL LIBERAL el presidente de la institución y ex alcalde del Pinto español, Antonio Fernández González, quien además sostuvo que dio las órdenes al contador de Pinares para que devolviera a los adjudicatarios de las viviendas las cuotas que se pudieran haber cobrado en noviembre.

Sin embargo, Fernández González le pasó la responsabilidad del cobro de las cuotas al municipio de Pinto de Santiago del Estero, cuyo intendente, Guillermo Ganón, afirmó ayer que se encargarán de percibir las cuotas desde este momento y durante los próximos años, hasta que los adjudicatarios cubran las deudas.

Las autoridades del Pinto español habían denunciado que las viviendas, supuestamente, debían ser para gente necesitada y no debían ser cobradas, aunque finalmente terminaron adjudicando a profesionales, docentes y comerciantes, entre otros, quienes están pagando los inmuebles. Por ello, pidieron la devolución del dinero donado para la concreción de distintas obras (recibieron 1.478.000 euros, según Ganón).

En este sentido, Fernández González indicó ayer que "las declaraciones efectuadas por el alcalde de Pinto España (Juan José Martín), han sido imprecisas, inexactas y causantes de todas la polémica a través del artículo del diario El País".

"La Fundación (Pinares), de las múltiples lecturas que ha hecho del convenio firmado entre los dos ayuntamientos (de Pinto de España y de Santiago del Estero), nunca ha tenido la sensación de que esas viviendas no se pudieran cobrar para seguir realizando con esos fondos, acciones en beneficio del pueblo santiagueño", señaló.

El ex alcalde –quien firmó el convenio de hermanamiento con el entonces intendente de Pinto de Santiago, Emilio Rached- sostuvo que la fundación que preside "siempre ha pretendido colaborar y favorecer al pueblo santiagueño y en ningún momento beneficiarse de ningún cobro".

"Los fondos obtenidos hasta el día de la fecha, están en posesión de la fundación, a excepción de los gastos de mantenimiento de la misma y otros que ha habido durante este período tal y como marcaba el convenio", aseguró.

Fernández González renunció al convenio firmado entre Pinares y Pinto de Santiago del Estero, con lo que también decidió no cobrar "ni un mes más" las cuotas de las viviendas que están en el ojo de la tormenta.

Comentá la nota