Albistur estrena su mansión para festejar su cumpleaños

Dejó el Gobierno el jueves con una declaración de bienes apenas menor que la que presentó en 2003 al asumir, cuando declaró tener más de $ 7 millones.
Es investigado por la Justicia federal por presunto enriquecimiento ilícito y malversación de fondos públicos.

Será un cumpleaños distinto. Una fecha habitual, pero que esta vez tendrá el sabor político del ya no ser. Enrique "Pepe" Albistur, el recientemente renunciado secretario de Medios festejará hoy sus 62 años en el medio de las repercusiones de su comentada salida del Gobierno nacional y en medio del avance de las causas que lo investigan por supuesta malversación de fondos públicos.

El lugar de la fiesta no será otra que su nueva mansión valuada en 700 mil dólares, ubicada en el exclusivo country "Grand Bell", en las afueras de la localidad platense de City Bell. Cerca de las cinco de la tarde, los invitados empezarán a llegar a la residencia que Albistur comparte con su joven pareja, la treintañera Victoria Tolosa Paz. Así, el pasaje Calandria del barrio privado se llenará de aroma kirchnerista. Será la primera reunión de Pepe como ex funcionario, y la inaugración formal de la nueva propiedad.

Investigado por el presunto desvío de más de 10 millones de pesos en publicidad oficial a empresas vinculadas con su familia y con su ex pareja, la conductora de televisión Nara Ferragut, Albistur se fue del Gobierno igual de millonario que como ingresó. 

De acuerdo con la comparación de las declaraciones juradas de 2003 y la última que presentó a la Oficina Anticorrupción en 2008, sólo hay un reducción de 334.172 pesos. Sin embargo, esta comparación realizada sólo con los valores fiscales, tendría diferencias notorias si se consideran, por ejemplo, los valores de mercado de las actuales propiedades de Albistur. Sólo basta con citar el caso de las dos mansiones que el hombre de la pauta oficial adquirió mientras era funcionario público.

Una es la ex mítica casa de Susana Gimenez, en Tortuguitas, valuada en más de 500 mil dólares y la restante sería la que se terminó de construir en City Bell, por un valor de 700 mil dólares. En cuanto al resto de su patrimonio, durante sus siete años en el Gobierno, Pepe se desprendió de su participación en muchas de las sociedades en las que formaba parte, todas vinculadas al negocio de la publicidad en la vía pública. Sin embargo, nunca dejó de ser la voz decisiva en cada una de ellas. Según lo declarado por Albistur en su última declaración jurada, sus bienes ascienden a 7.268.956 de pesos. En 2003, su patrimonio era de 7.603.128, que incluía su participación en 12 sociedades.

Cuando Albistur llegó al control de la Secretaria de Medios, el presupuesto en publicidad oficial era de 46,2 millones de pesos. Siempre en ascenso, en 2008 fue de 395 millones y en sólo seis meses de 2009, el Gobierno gastó 622 millones, 243% más que el mismo período de 2008, según datos de la fundación Poder Ciudadano. Si la erogación en pauta oficial se mantuvo en esos términos, se especula con que los gastos en publicidad oficial durante 2009 superarán los 1.000 millones de pesos. "No hay nada que cambiar", aseguró a PERFIL un vocero del Ejecutivo nacional, al ser consultado sobre más cambios en la estructura de la Secretaría de Medios, que ahora quedará en manos de Alfredo Scocimarro, actual subsecretario de Medios y ex portavoz de Julio De Vido y de Néstor Kirchner.

Comentá la nota