Alberto Sánchez no votó y estuvo fuera de la provincia.

Mientras los postulantes de los partidos minoritarios estuvieron en sus bunkers, el candidato de Dignidad Ciudadana viajó, inesperadamente, por razones personales.
Hasta el cierre de las votaciones nadie sabía dónde estaba Alberto Sánchez, el candidato a diputado de Dignidad Ciudadana. Ni siquiera la gente de su partido. Pero cuando empezó el momento del escrutinio, el postulante se comunicó telefónicamente con Fernando Moya, el presidente de la fuerza política a la que pertenece, quien develó el misterio que dio lugar a la sorpresa de la jornada de ayer.

"Tuvo que viajar a otra provincia por razones personales. Esto estaba previsto pero no para hoy (por ayer), por lo que tuvo que salir repentinamente. Eso es lo único que estamos autorizados a decir oficialmente", comentó Moya. Por este motivo, según dijeron, Sánchez no emitió su voto ya que emprendió viaje a primera hora del domingo.

Pese a la incertidumbre que se vivió hasta la tarde, quienes permanecieron en el bunker de Dignidad Ciudadana no se mostraron sorprendidos ante esta situación y se apostaron allí para seguir los resultados preliminares.

Este clima se respiró en los distintos partidos más pequeños. Entre mate y tortitas, los afiliados hicieron la guardia a la vez que siguieron las transmisiones de los canales locales. Esta vigilia en las diferentes sedes, la vivieron hasta los mismos candidatos.

"¿Estás en Santa Lucía? ¿Ahí también estamos cuartos", dijo a través del teléfono el postulante de la Concentración de Izquierda Popular, Daniel "Chango" Illanes, en comunicación con su hijo. Por su lado, a medida que se iban cerrando las mesas en las escuelas, José Camacho, representante del Movicom, iba de un departamento a otro llevando a los fiscales de su sector, a la vez que hacía varias pasadas por la esquina de Benavídez y Alem (donde está Movicom).

Un ambiente más tranquilo e íntimo fue el que mostró el Movimiento Socialista de los Trabajadores. Expectante y entre pocos, Mary Garrido analizó los resultados que fue arrojando la pantalla chica local. "Tenemos una desigualdad tremenda respecto a los partidos más grandes, pero igualmente no queremos dejar de mostrar a la gente que hay una alternativa diferente", comentó la jefa de campaña.

Pese a que estos partidos fueron los que tuvieron menos chances de ubicar un candidato en el Congreso Nacional, no tomaron estos resultados como una derrota sino más bien como un granito que contribuye a las futuras candidaturas, ya que dijeron estar muy conformes con el apoyo de la gente. "No pretendemos pelear con la trayectoria de los más grandes. Para nosotros esto significa un triunfo porque todo lo que hacemos es a pulmón", remarcó Camacho.

Comentá la nota