Alberto Rodríguez Saá juró y tomó las riendas del PJ puntano

“Jamás la provincia y el peronismo de San Luis se arrodilló ante el Gobierno nacional y jamás lo va a hacer”. Con esa promesa que selló a fuego, Alberto Rodríguez Saá inició anoche su gestión como presidente del PJ puntano por los próximos cuatro años.
Apenas tomó las riendas, el flamante titular del Consejo provincial pidió a la militancia volver a las fuentes, a las unidades básicas, al adoctrinamiento, a la capacitación y a no despegarse de las tres banderas históricas del partido para extender el dominio del color político a las futuras conducciones provinciales.

El mensaje que sonó a exhortó fue durante la sesión del nuevo Congreso provincial partidario, que contó con quórum legal (131 de los 172 congresales) y que apenas asumió la mesa directiva reformó por unanimidad la Carta Orgánica interna para permitir la creación de consejos ejecutivos en cuatro ciudades: La Punta, Justo Daract, Juana Koslay y Merlo.

“Me toca asumir en una posición casi inmejorable”, reconoció Alberto Rodríguez Saá en referencia a su hermano, Adolfo, quien desde ayer se hizo cargo de la presidencia del Congreso provincial, el órgano legislativo del partido. Por eso, uno de los momentos más esperados y más emotivos sucedió a las 21:06 cuando quien supo ser cinco veces gobernador le tomó juramento a quien empezó a transitar el segundo año de su segundo mandato al frente del Ejecutivo local.

Presencia nacional

En la sede del PJ hubo presencia nacional. Adelina de Viola, Juan José Álvarez y los legisladores nacionales de Córdoba Beatriz Alak, Jorge Montoya y César Albrisi, que ahora conformarán el interbloque Unidad Peronista junto al bloque Frejuli, fueron algunos de los que participaron de las asunciones partidarias en San Luis.

También se destacó la concurrencia de representantes de los partidos aliados, del vicegobernador y de miembros del nuevo Gabinete provincial

Comentá la nota