Alberto Fernández reclamó que se escuchara al campo.

Alberto Fernández reclamó que se escuchara al campo.
Consideró "ineficaces" las políticas de Moreno; exigió "revisar" el Indec y dudó de Boudou.
Si hubo un protagonista de las complejas negociaciones con el agro en el momento más acuciante del conflicto, ése fue Alberto Fernández. A un año de su alejamiento del Gobierno, el ex jefe de Gabinete reclamó a la Casa Rosada que escuchara al sector y que encontrara soluciones, renovó sus fuertes cuestionamientos contra el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y pidió una revisión profunda del Indec.

Admitió su distanciamiento con los Kirchner y reclamó a la Presidenta que se abordaran las negociaciones con el agro "desde otra lógica". "La situación del campo merece un análisis mucho más cuidadoso. La realidad del campo es muy distinta de la de antes", aseveró.

En una entrevista con LA NACION, en su oficina de Callao y Posadas, quien fuera uno de los más férreos defensores de la resolución 125 reiteró su postura. "Las retenciones móviles eran un avance. Si hoy existieran, habría menos retenciones", afirmó. Aunque reclamó "analizar" una rebaja en la alícuota, pidió cautela por el eventual impacto fiscal.

A un año de su renuncia, Fernández relató que retomó "la actividad política", pero que no regresaría al Gobierno: "Hay ciclos que culminan. Quiero ayudar al Gobierno, pero respetando mis lógicas y mis principios. Cuando Kirchner decía que no dejó sus convicciones en la puerta de la Casa de Gobierno, yo tampoco". Y contó que, desde el 28 de junio, inició una ronda de reuniones con dirigentes. "Intento llevar mi visión de cómo deberíamos hacer las cosas. Este es un Gobierno que ha hecho mucho por la Argentina, pero desde hace un año estamos trabados en un debate complicado", sostuvo.

Renovó sus críticas contra Moreno y mostró sus dudas respecto del ministro de Economía, Amado Boudou. "Hay una valoración que no logro entender de Moreno. Mis mayores cuestionamientos son a sus políticas, que son de una extraordinaria ineficacia", arremetió. "Aún cuando creo que la Presidenta debe de haber confiado en que esos resultados iban a ser buenos, está a la vista que no ha sido así", dijo, y criticó la intervención del Indec: "Hay muchas cosas para revisar y aclarar. No se puede decir que no pasa nada. Pasa algo y eso está en tela de juicio".

Sobre el ministro Boudou se mostró vacilante: "Es hasta acá una expectativa. Es un hombre joven a quien se conoce poco y nada. No tiene mucha experiencia, no se sabe bien qué piensa. Hay que darle tiempo y ver qué es lo que puede hacer".

Sobre el incremento patrimonial de los Kirchner, se limitó a decir: "Está dado básicamente por la venta de muchos inmuebles. Me da la impresión de que es un problema de valuación y ponderación contable".

La Presidenta, con Colombi y Urribarri

* La presidenta Cristina Kirchner siguió ayer con su ronda de diálogo con gobernadores al recibir en la Casa Rosada al oficialista Sergio Urribarri (Entre Ríos) y al cobista Arturo Colombi (Corrientes). La mandataria tomó nota de sus inquietudes y reclamos, y los invitó a las giras comerciales que prepara para los próximos meses a Venezuela, India y China. Seguirá sus reuniones con gobernadores el lunes. Recibirá a Walter Barrionuevo (Jujuy) y a José Luis Gioja (San Juan). El miércoles se verá con Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Mario das Neves (Chubut); el viernes, con Alberto Rodríguez Saá (San Luis).

Comentá la nota