Alberto Fernández: "Si lo que hace Axel Kicillof es marxismo, yo debo ser marxista"

Alberto Fernández:

El precandidato a presidente calificó de "falsos liberales" a funcionarios del gobierno nacional

El precandidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández , ironizó ayer con el concepto de ser "marxista" y calificó de "falsos liberales" a funcionarios del gobierno nacional. Lo hizo en un encuentro sobre educación realizado en la Universidad de General Sarmiento, que está ubicada en el municipio bonaerense de Malvinas Argentinas.

Acompañado por el precandidato a gobernador bonaerense Axel Kicillof y su compañera de fórmula, Verónica Magario , Fernández empezó su discurso diciendo: "Como nosotros vamos a gobernar el país, vamos a hablar de futuro".

El compañero de fórmula de la expresidenta Cristina Kirchner se refirió a las criticas que tildan de "marxista" a Kicillof."Hoy nos reíamos con Axel porque, ¿vieron que en los últimos días han aparecido voces que dicen que Axel es marxista? La verdad me pregunto, ¿cómo pensarán los que nos acusan de estas cosas?", dijo. Y disparó: "Si ante el dilema que la economía nos enfrenta, tenemos que optar por no endeudarnos, no castigar a los sectores más débiles y evitar los ajustes... Si eso que hace Axel es marxismo, yo debo ser marxista".

"En realidad, lo que estamos discutiendo son intereses y no hay que escapar de eso. Sin dudas, entre el interés del Fondo Monetario Internacional y de los bancos y los intereses de la gente, nosotros elegimos lo segundo", sostuvo el precandidato a presidente.

Fernández también habló sobre educación, y destacó la labor de Domingo Faustino Sarmiento y Juan Bautista Alberdi. "¿Por qué no imitan a Alberdi y a Sarmiento que tanto hicieron por la educación pública? Estos [en alusión a funcionarios del gobierno] son falsos liberales. Liberales de guante blanco, para hacer negocios con su gente", lanzó.

En ese sentido, expresó: "La educación es central en la Argentina del futuro, pero no solo es fundamental educar a un niño sino también cuidar a un científico. Vamos a poner de pie al Conicet".

Kicillof, por su parte, manifestó que la educación pública, "en todos sus niveles, es la fábrica de sueños más importante con la que cuenta la Argentina". Y resaltó: "Sin educación, no hay un futuro bueno para el país".

"Bajaron a la mitad la inversión en la infraestructura, lo que prometieron no lo hicieron y, además, desfinanciaron la educación pública y las universidades", advirtió el precandidato a gobernador bonaerense, para quien "el modelo de Macri" deja al país "sin oportunidades y sin sueños". "Ahora dicen muchas frases marketineras, pero desde 2015 iniciaron una cruzada contra la educación pública y los docentes", remarcó.

En tanto, Magario propuso "construir un camino de inversión educativa en la provincia" dado que, para ella, "la educación no es un gasto sino una inversión a futuro".

También participaron del cierre del Encuentro Abierto de Educación la rectora de la Universidad de General Sarmiento, Graciela Diker, y el intendente de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini.

Coment� la nota