Alberto Fernández consideró que la citación judicial a De Narváez es "dañina e innecesaria"

"No es un candidato de mi simpatía, pero hay un principio de prudencia, uno debe preservarle el derecho a transcurrir el proceso eleccionario sin ruidos de esta especie", aseguró el ex jefe de Gabinete
A 19 días de las elecciones, el ex jefe de gabinete kirchnerista Alberto Fernández cuestionó duramente la citación del juez federal de Zárate-Campana Federico Faggionato Márquez al diputado y candidato a renovar su banca Francisco de Narváez, uno de los principales rivales del ex presidente Néstor Kirchner el 28 de junio. "Detesté toda la vida la judicialización de la politica", aseguró.

Fernández dijo que no conoce "en detalle" la imputación, pero que por lo que sale en los diarios, "honestamente es difícil de entender semejante decisión". Explicó: "Si lo que hay es una serie de llamados telefónicos ocurridos hace dos o tres años atrás, es difícil de entender la premura con la que el juez toma la decisión de controlar".

"Me parece además que hay un principio de prudencia, no es un candidato de mi simpatía; aún así, uno debe preservarle el derecho a transcurrir el proceso eleccionario sin ruidos de esta especie", sostuvo Fernández.

El ex jefe de Gabinete dijo que "el juez está más sospechado que el juzgado" y aseguró que "francamente no es entendible" su decisión. "Es muy dañino para la buena calidad de la Argentina", agregó.

Utilidad. Fernández fue contundente: "Quisiera que esta situación termine cuanto antes, porque esto enturbia un proceso eleccionario al que no le hace falta esto. No había necesidad de que esto pase. Por momentos me parece que es más útil a De Narváez que al mismo Gobierno a quien le atribuyen haber sido parte de esta operación. Es innecesario, inútil y una mala práctica". Luego sentenció: "Toda mi vida he despotricado contra este tipo de acciones".

Comentá la nota