Alberto Fernández comienza a armar su red de contención y busca apoyo en los gobernadores

Alberto Fernández comienza a armar su red de contención y busca apoyo en los gobernadores

Con un discurso de tono federal, el presidente electo destacó que empieza "una Argentina gobernada por un presidente y 24 gobernadores".

En su primera actividad como presidente electo, Alberto Fernández participó este martes en San Miguel de Tucumán del acto de asunción de Juan Manzur al frente de su segundo mandato como gobernador de la provincia norteña. El evento se llevó a cabo en el Teatro Mercedes Sosa, ubicado en el centro de la capital provincial.

Además del líder del Frente de Todos, estuvieron presentes representantes de la Confederación General del Trabajo (CGT) y de distintas cámaras empresarias, así como también gobernadores e intendentes bonaerenses.

Alberto Fernández ingresó al Teatro Mercedes Sosa abrazado al mandatario tucumano, que inicia así su segundo mandato consecutivo al frente de la provincia norteña.

Tras la ceremonia de asunción de Manzur, Fernández hizo uso de la palabra y destacó que el 10 de diciembre "empieza una Argentina gobernada por un presidente y 24 gobernadores".

Así, el presidente electo aseguró que su futuro Gobierno va a apuntar a "hacer la Argentina federal" y que esa promesa "no va a ser un discurso" sino "una realidad".

"Vamos a hacer la Argentina federal que todavía no se construyó", afirmó en el discurso de cierre de la ceremonia de asunción del gobernador de Tucumán, Juan Manzur.

Además, el mandatario electo  exhortó a "ponernos de pie y ser el país federal que todavía no se construyó".

El presidente electo dijo también que "el futuro empezó el domingo", y aseguró que "vamos a hacer la mejor de nuestras epopeyas: arremangarnos todos para que nadie más pase hambre en Argentina".

Asimismo, Fernández advirtió la educación pública fue muy descuidada y maltratada" en los últimos años, y exhortó también a "recuperar la salud pública".

Durante su exposición, el futuro jefe de Estado sostuvo que este "un país maravilloso, con una sociedad única que siempre que se cayó supo levantarse", pero cuestionó a "algunos poderosos que se toman el poder para hacer lo que hacen".

Entre otras cosas, Fernández sostuvo que "el escenario actual parece difícil, y lo es", al tiempo que cuestionó las medidas económicas de la administración de Cambiemos al señalar que "no sabe muy bien si esas políticas fueron impulsadas con convicción" o si "fueron improvisadas, porque en ese caso se equivocaron".

"La Argentina somos todos nosotros, son los empresarios que producen a pesar de que el contexto es difícil, invierten y siguen dando trabajo; el pequeño y mediano empresario que no

quiere despedir a nadie porque allí están trabajadores que son parte de sus familias; el maestro que va a enseñar y el chico que va a aprender", resaltó.

Por otra parte, el presidente electo destacó la importancia de la salud pública y "la posibilidad de que el Estado garantice los cuidados médicos de cualquiera que habite este territorio".

"Nunca les hemos preguntado de dónde vienen, dónde nacieron, si están viviendo con nosotros, siempre hemos entendido que merecen la salud", agregó, tras saludar al médico Ginés González García, quien suena para integrar el próximo Gabinete.

Posteriormente, Fernández volvió a hablar sobre el balcón de la sede del Gobierno tucumano y remarcó que es necesario "más que nunca, dejar de lado las desavenencias".

"No les preguntemos más de dónde vienen, preguntémosles a dónde quieren ir, y si quieren alcanzar el mismo destino nuestro, abrácenlos, que nos acompañen, que se sumen. No construimos un frente nuestro, construimos el Frente de Todos", arengó.

El presidente electo arribó pasadas las 11:00 a la provincia norteña y se dirigió al Teatro Mercedes Sosa, en el centro de San Miguel de Tucumán, en donde estuvieron presentes gobernadores de la región, referentes sindicales, empresarios, legisladores nacionales e intendentes bonaerenses.

"Cuatro años la aguantamos en Tucumán", manifestó Manzur, al criticar las políticas económicas del Gobierno de Cambiemos.

Y añadió: "Miren el destino. Dije que la aguantamos cuatro años y hoy el destino quiso que un hombre al que quiero y respeto mucho esté aquí con nosotros, es el presidente electo de todos los argentinos, Alberto Fernández".

Mientras la primera dama provincial, Sandra Mattar Sabio, le puso la banda, fue Alberto Fernández el encargado de darle el bastón de mando, así como también rubricó el acta de asunción.

En el escenario se ubicaron dirigentes sindicales como Héctor Daer (Sanidad), Carlos Acuña (Estaciones de Servicio), Andrés Rodríguez (UPCN), Rodolfo Daer (Alimentación), Víctor Santa María (encargados de edificio), Sergio Palazzo (Bancarios) y Antonio Caló (UOM).

También estuvieron en ese lugar de privilegio los intendentes bonaerenses Alejandro Granados (Ezeiza), Andrés Watson (Florencio Varela), Mario Ishii (José C. Paz) y Fernando Gray (Esteban Echeverría); así como también los legisladores nacionales Diego Bossio, Felipe Solá, Daniel Lipovetzky, Daniel Scioli.

En tanto, en las butacas del público se destacó la presencia del diputado nacional del PRO Daniel Lipovetzky, de origen peronista.

Alberto Fernández, sobre la reunión con Macri: "Los dos expresamos la voluntad de que todo sea tranquilo"

El presidente electo, Alberto Fernández, subrayó que en la reunión que mantuvo con el actual mandatario, Mauricio Macri, para comenzar la transición ambos expresaron "la voluntad de que todo sea tranquilo".

"Los dos expresamos la voluntad de que todo sea tranquilo, que es lo que necesitamos los argentinos", sostuvo el líder del Frente de Todos.

En declaraciones a C5N en el Aeroparque Metropolitano "Jorge Newbery", antes de emprender el vuelo hacia Tucumán para participar del acto de asunción del gobernador Juan Manzur, el dirigente peronista definió al primer encuentro de la transición como "una reunión cordial".

Por otra parte, Alberto Fernández evitó pronunciarse respecto a la transición económica y a la posibilidad de que parte de su equipo viaje con actuales funcionarios nacionales a la sede del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Estados Unidos.

Coment� la nota