Alarma porque los líquidos cloacales tomaron la calle :

Después del colapso cloacal del martes pasado en la esquina de Sáenz Peña y Colón en Santa Lucía, los vecinos no aguantaron más los malos olores y comenzaron a quejarse. Esto motivó la intervención de Medio Ambiente que aseguró que no hay riesgo de contaminación.
Ayer, en el tercer día de colapso de las cloacas, había tres focos de donde manaba el agua contaminada. Por un lado estaba el desvío que hizo OSSE en la boca de la primera rotura que se enviaba el agua a un canal cercano. El segundo escape de líquidos estaba a u­nos 200 metros y vertía el agua contaminada en una especie de acequia. A pocos metros de ahí ya comenzó a hundirse el pavimento porque ya hay otra fuga de líquidos que socavo el terreno. El tercer foco infeccioso estaba en el lateral de Circun­valación y hacía irrespirable el aire.

Ante las quejas vecinales, las autoridades de Medio Am­bien­te recorrieron la zona. El director de Gestión Ambiental, José Luis Espinoza, recorrió las calles cercanas al colapso cloacal. En la esquina del colapso, el presidente de OSSE, Adrián Cuevas, estaba esperando a Espinoza. En la obra, los funcionarios se reunieron y Cuevas le aseguró a Espinoza que “no había problemas”, sin embargo a pocos metros podía se veían los efluentes que hasta contenían material sólido.

Después de hablar con Cuevas, Espinoza explicó que era cierto que había derrame de líquidos a cielo abierto, pero aclaró que la gente no tiene porque usar esa agua para nada y que no llega a canales de riego. En ese momento el funcionario también le pidió a Cuevas que co­loque cloro a la salida de los efluentes para “purificar” un poco los líquidos.

Un cambio total

Cuevas no descartó que a futuro haya un nuevo colapso en la zona pero adelantó que ya están elaborando un proyecto integral que contempla el re­cambio de toda la cañería.

Comentá la nota