Alarma por un caso canino de leishmaniasis visceral en Wanda

Fue en un perro labrador al que ya sacrificaron. Es el segundo en el Alto Paraná en este año. Nación y Provincia implementaron un cronograma de crisis y prevención

Wanda. “Estamos en alerta ante el hallazgo de leishmaniasis visceral en un perro labrador, que es de un vecino del barrio 120 Viviendas”, expresó el médico de Atención Primaria de la Salud de esta localidad, Fabio Vera, a una emisora de esta localidad.

“El propietario del perro, un docente que se fue de vacaciones dejando al animal en su domicilio al cuidado de un vecino, visitó mi consultorio y una vez hecho el análisis correspondiente, dio positivo, es decir, con leishmaniasis visceral, por lo que no quedaba otra opción que el sacrificio”, explicó a El Territorio, el médico veterinario Daniel Bacaressa.

Casos foráneos

Bacaressa, quien está haciendo un seguimiento de esta enfermedad -que mantiene en vilo a la población misionera-, en Wanda, Puerto Esperanza y Puerto Libertad, agregó que “tanto este caso como el ocurrido en febrero en Puerto Esperanza, son los primeros casos de leishmaniasis visceral (en la zona), con todo lo que ello significa”.

Indicó que “hasta ahora sólo teníamos casos cutáneos, convenientemente controlados y medicados, en los parajes Romero Cué (Puerto Libertad) y Doradito (municipio de Puerto Esperanza). Debo decir también, casi con certeza, que ambos perros vinieron con la enfermedad contraída en otras localidades del Sur de la provincia”, dijo el especialista.

Ante la detección de estos casos de leishmaniasis visceral, tanto Salud Pública de la Nación como de la Provincia, junto a los distintos municipios, implementaron un cronograma de crisis o de alerta roja, consistente en la prevención de la enfermedad, eliminando el vector, es decir, el flebótomo carachai.

Es así que se están realizando intensivos operativos de limpieza en los distintos barrios, como así insistiendo en la educación para la prevención por todos los medios de comunicación social, folletería e instalación de la situación en las escuelas.

Uno de los principales síntomas de esta enfermedad en los perros, son la anemia, el desgano, el crecimiento desmesurado de las pezuñas o pérdida de peso, y de ocurrir, los propietarios de los animales deben concurrir a un profesional veterinario.

En tanto que en el ser humano, es recomendable la inmediata consulta al médico, cuando se tengan síntomas similares. “Una detección precoz de la enfermedad ayuda y mucho a su tratamiento”, puntualizó Vera. Y advirtió que “os síntomas son muy parecidos a otras enfermedades”.

No hay vacunas

El epidemiólogo del Ministerio de Salud de la Nación, Oscar Daniel Salomón, aclaró que las vacunas que circulan en el país están autorizadas por Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), pero no por el Ministerio de Salud Pública de la Nación.

El director del Centro Nacional de Endemo-Epidemias de la Administración Nacional de Laboratorios de Salud, aseguró semanas atrás, que “hace unos cuatro años mas o menos, el Senasa, institución similar al Ministerio de Sanidad Animal del Brasil, aprobó una vacuna que no está avalada, aún por el Ministerio de Salud” y a que pesar que esa vacuna se comercializa en Brasil y otra que apareció el año pasado, Salud Pública del Brasil “tiene en claro que ninguna de las dos está disponible para el control de la enfermedad en humanos”.

Casos en humanos

El Ministerio de Salud Pública, a través del Departamento de Vigilancia Epidemiológica, confirmó durante el pasado mes de febrero, un nuevo caso de leishmaniasis visceral en Posadas, convirtiéndose así en el cuarto de 2009. Días después, esa persona falleció.

Según se informó en aquella oportunidad, la víctima fue un hombre de 71 años de edad, residente en el barrio Hermoso.

Según se detalló, al acudir al centro de salud, el paciente presentaba agrandamiento del abdomen, signos de sangrado y decaimiento, entre otros síntomas característicos de la enfermedad.

Con ese caso, son 37 las personas que contrajeron leishmaniasis visceral en Misiones desde el primero registrado en el año 2006 y suman cinco las víctimas fatales por la enfermedad.

Los perros que habrían contraído la enfermedad serían miles en toda la provincia, según estimaciones del Consejo Profesional de Veterinarios.

Otro pedido de barrera sanitaria

Ayer se realizó la primera reunión ordinaria del Consejo Federal de Salud (Co. Fe. Sa.) en Buenos Aires, presidida por la ministra de Salud de la Nación, María Graciela Ocaña.

La funcionaria anunció que en los próximos días estarán llegando a Misiones los reactivos RK 39, para la realización de los análisis serológicos que determinan el diagnóstico de la leishmaniasis canina.

Desde la cartera sanitaria provincial, se informó que una vez que lleguen los reactivos a la Provincia, serán distribuidos a través de la Dirección de Saneamiento Ambiental a los municipios para que éstos realicen los estudios.

Ante los casos conocidos en Corrientes y ahora en la localidad de Wanda, el Ministerio solicitó nuevamente la barrera sanitaria en las zonas ya afectadas para evitar la propagación de la leishmaniasis. Desde Nación se informó que ya se habían realizado reuniones con el Senasa para avanzar en el tema. "La leishmaniasis es una enfermedad que está y que llevará años para que la sociedad tome conocimiento de la tenencia responsable de los perros”, se recordó desde Salud Pública.

Comentá la nota