Se alarga la espera por los beneficios impositivos para las electrónicas fueguinas

La oposición no permitió el tratamiento sobre tablas del proyecto que impulsa el kirchnerismo, con apoyo de los diputados fueguinos, y que tiene media sanción del Senado. Si se aprueba, el Gobierno de México denunciará a la Argentina ante la Organización Mundial del Comercio por "discriminación comercial".
La oposición en la Cámara de Diputados impidió ayer la sanción de la ley que elevará los impuestos a los productos electrónicos e informáticos importados o fabricados fuera de Tierra del Fuego. Al comenzar la sesión todo el arco opositor coincidió en no habilitar el tratamiento sobre tablas del proyecto, por lo que el debate se postergó por una semana, aunque el oficialismo pidió preferencia para colocar el tema en el próximo orden del día.

Por ello, el Gobierno y los senadores del ARI de Tierra del Fuego deberán esperar para ver al proyecto que ellos impulsan convertido en ley.

La iniciativa impulsada por la Casa Rosada ya había sido aprobada por la Cámara baja, pero volvió luego de que fuera modificada en el Senado.

La Cámara alta había eliminado una modificación que los diputados introdujeron durante la discusión en el recinto, que cambió el tope de aires acondicionados beneficiados por la ley de 6 mil frigorías a 18 mil frigorías.

El proyecto eleva la carga impositiva a los artículos electrónicos importados y fabricados en el país, excepto aquellos producidos en Tierra del Fuego, las notebooks y las netbooks.

La iniciativa grava con impuestos internos y duplica el IVA a diversos productos electrónicos, entre ellos celulares, monitores LCD, equipos de aire acondicionado y GPS.

Se elimina así la exención de impuestos internos del 26%, y se duplica el IVA del 10,5 al 21% para los productos electrónicos e informáticos que no se fabriquen en Tierra del Fuego.

Las cámaras del sector advirtieron que los precios de los artículos aumentarán hasta un 34%, lo cual bajaría drásticamente la demanda y pondría en juego miles de puestos de trabajo.

Por contrapartida, las empresas radicadas en la isla estimaron que se generarán unos 2.000 puestos de trabajo, y ya anunciaron inversiones por 40 millones de dólares.

La lecturas de los medios porteños

En tanto, medios nacionales señalaron que "luego de idas y vueltas, modificaciones y resistencias por parte de varios senadores y diputados oficialistas, la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, tuvo un miércoles de ‘miércoles' porque no será convertido en ley el proyecto que beneficia a su provincia al intentar generar un polo tecnológico".

"La buena noticia para Tierra del Fuego se congeló y pasó para otra sesión porque la oposición no habilitaba el tratamiento del tema en el recinto y el oficialismo decidió sacar del temario este polémico tema", agregaron.

En consecuencia, "se convertirá en ley el cambio de impuestos internos para beneficiar la producción de productos electrónicos en Tierra del Fuego el próximo miércoles 11".

"Así las cosas, una vez más, los senadores del ARI de Tierra del Fuego, José Martínez y María Rosa Díaz, y los diputados de Proyecto Progresista Leonardo Gorbacz y Nélida Belaous, obtendrán un revés a pesar de su alineamiento con el Gobierno nacional, porque hay que recordar que el proyecto aplica un aumento impositivo a los bienes electrónicos producidos fuera de la provincia más austral", remarcaron.

Lobby a la mexicana

Mientras tanto, el diario La Nación informó que "México denunciará a la Argentina ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) por ‘discriminación comercial', si el Congreso aprueba el proyecto que aplica impuestos internos y duplica el IVA a los electrónicos importados, algo que golpearía las exportaciones de celulares mexicanos al mercado local, valuadas en 150 millones de dólares".

El matutino adjudicó el anuncio a la subsecretaria de Comercio Exterior del país azteca, Beatriz Leycegui Gardoqui, quien señaló que su gobierno pedirá el armado de un panel arbitral en la OMC.

Esto por la violación del artículo 2 del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT, según sus siglas en inglés), que rige las relaciones comerciales entre los miembros de esa organización, detalló La Nación.

"Ese artículo dice que no puede haber discriminación de productos. El proyecto argentino claramente discrimina a los importados y beneficia a los productores de Tierra del Fuego, lo que nos deja argumentos legales. En nuestro caso, afecta a los fabricantes de celulares. El 13% de lo que México exporta a la Argentina son celulares, y eso equivale a 150 millones de dólares", dijo Leycegui Gardoqui.

"Si se aprueban los impuestos, Tierra del Fuego pagará un tercio de lo que deberán pagar nuestras empresas mexicanas. Esa discriminación también viola el artículo 7 de complementación económica bilateral firmado en la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi). También evaluamos hacer allí el reclamo", agregó la funcionaria mexicana.

"Confiamos en que los legisladores actúen en compatibilidad con los compromisos internacionales que tiene la Argentina; si no, iremos inmediatamente a la OMC y pediremos que se anule o que se compense a México de alguna manera", advirtió.

Según La Nación, el gobierno mexicano gestionó su preocupación a través de su embajada en la Argentina y, en particular, con el secretario de Comercio, Alfredo Chiaradia.

"Nos dijeron que el proyecto estaba en manos del Congreso", señaló Leycegui Gardoqui, tras señalar que las gestiones se iniciaron tras el reclamo de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti) mexicana.

Comentá la nota