Se alarga la definición por la suba de tasas en Pinamar

Concejales y grandes contribuyentes piden conocer el presupuesto 2009 antes de aprobar el aumento. El 2 de diciembre volverá a reunirse la asamblea que tratará las modificaciones al Código Tributario.
Un nuevo retraso sufrió la iniciativa del gobierno de Pinamar de incrementar los tributos municipales. Concejales y mayores contribuyentes pasaron a un cuarto intermedio hasta el 2 de diciembre en la asamblea realizada ayer en el recinto del Honorable Concejo Deliberante para tratar el tema. En ese lapso esperan que el Departamento Ejecutivo finalmente presente el presupuesto de 2009 y de ese modo analizar paralelamente ambos temas.

La convocatoria tuvo momentos de tensión cuando vecinos, representantes de instituciones intermedias y militantes de la oposición protagonizaron duros cruces verbales con legisladores, a quienes abuchearon e insultaron en varias ocasiones. Las interrupciones fueron constantes y la presión sobre los concejales se hizo sentir. La expectativa que había generado el encuentro fue tal que las autoridades policiales dispusieron un amplio operativo de seguridad en las inmediaciones del recinto para evitar incidentes, que en definitiva no ocurrieron.

Razones del cuarto intermedio

El motivo para la nueva postergación (ya había quedado sin efecto la asamblea del 5 de este mes) fue la requisitoria de los concejales y contribuyentes de contar con el cálculo de recursos y gastos del año próximo en mano y debatir a partir de allí las modificaciones necesarias al Código Tributario. De esta manera el oficialismo no logró imponer su intención de cerrar lo antes posible el reajuste.

El edil Omar Curto relató que "es necesario conocer el presupuesto real y no un borrador que se había presentado por ahí sin ningún tipo de aclaración ni firma. Queremos analizar en qué se va a utilizar el dinero para determinar de cuánto deberá ser el aumento, si es que va a haber aumento". El representante del MUPP indicó además que "tenemos que tener en cuenta cuánto ha quedado de este presupuesto, si realmente hay un déficit como se suele decir o ha quedado como está plasmado en los distintos papeles que ha presentado el gobierno. Podrá haber diferencia donde algunos dicen que son 11 (millones) y otros 13 (millones) pero de hecho queda menos de un mes para la parte hábil del año y queda dinero para gastar".

Para Jorge Cicardo, integrante de la Asociación de Propietarios y Amigos de Pinamar, entidad que nuclea a contribuyentes no residentes del partido, el aumento es "confiscatorio". "Lo hemos tomado como un atropello más a los derechos de los vecinos. El concepto de este aumento de tasas nos lleva a nosotros a pedir la suspensión de esta asamblea y la eliminación del párrafo del artículo 112 del Código Tributario, y por último establecer tasas que tengan razonabilidad en su aumento".

Cicardo agregó que "no somos necios sabemos que las cosas han aumentado pero tampoco estamos dispuestos a aceptar un avasallamiento de los derechos de los vecinos. Acá no sólo se han apartado de los índices oficiales (de inflación) pero ya hablar de aumentos que algunos casos llegan al 300 por ciento ya es un atropello. Esto es confiscatorio".

En el caso de los mayores contribuyentes, la opinión estuvo dividida. Nora Reynares Solari propuso e impulsó la postergación del tratamiento hasta tanto contar con toda la información necesaria para tomar una decisión. "Debemos tener todos los puntos para hacer una evaluación global", declaró. Ernesto Ferri defendió la envestidura de los grandes contribuyentes. "No somos levantamanos’, somos personas comunes puestas en un lugar que vamos a pedir las explicaciones del caso para hacer de esta ordenanza fiscal lo mejor para Pinamar. No vamos a hacer política ahí, somos gente que estamos trabajando en Pinamar y que tenemos todos nuestros intereses acá, no somos grandes empresarios y queremos lo mejor para Pinamar". Agregó que "se está tratando de hacer que la ordenanza fiscal deje de ser regresiva, lo que implica que no paguen más los que menos tienen y empiece a ser progresiva y paguen los que realmente tienen que pagar. Los que están diciendo que vamos a un 300 por ciento de aumento son los que más ganan y son los que menos quieren pagar. Este año hubo un 40 por ciento de inflación y de alguna manera tenemos que darle un poco de oxígeno al gobierno para el año que viene".

Comentá la nota