Alarcón: "Llegó la hora de poner paños fríos entre el Gobierno y el campo"

La flamante funcionaria nacional María del Carmen Alarcón aseguró que es momento de distender la conflictiva relación entre el Gobierno y el campo argentino.
"Llegó la hora de poner paños fríos y de buscar la unión nacional antes que la confrontación", remarcó Alarcón tras los nuevos anuncios de la presidenta Cristina Kirchner para el sector.

Alarcón dijo que en procura de ese objetivo no iba a responder los cuestionamientos de los ruralistas, como Eduardo Buzzi de Federación Agraria, quien dijo que su incorporación al Gobierno buscaba "darle bienestar a su familia antes que a los productores".

"No voy a responder eso, aunque me duela que lo diga Buzzi porque me conoce desde hace 30 años, cuando él no era aún dirigente agropecuario", agregó la funcionaria en declaraciones radiales.

Alarcón destacó, no obstante, que su intención al sumarse al Gobierno -al cual que convocada por el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández- fue "tender puentes" con el campo, sector para el que milita desde hace años desde el grupo Pampa Sur.

"Estoy trabajando en el día a día, desde lo coyuntural, para mejorar la situación de los productores", sostuvo en ese sentido la secretaria de Integración Nacional.

Alarcón hizo estas declaraciones luego de que la presidenta Cristina Kirchner anunciara la devolución de las retenciones a las exportaciones para productores pequeños y medianos de trigo y maíz, en un acto en el que el discurso de la mandataria hacia el sector fue notoriamente moderado.

Al respecto, aclaró que "nunca hablamos de devolución", aunque reconoció que "las compensaciones van a suplir, como en el caso de leche o carne".

También puntualizó que "esa devolución que se le va a hacer al productor va a llevar que ese productor tenga retención cero".

La funcionaria adelantó, además, que se está "trabajando en otros temas, como el crédito que no llega al interior", pero pidió "ir día a día, hora por hora, tema por tema"

Comentá la nota