Alanís será indagado por el cargamento y la causa de Tello ya fue elevada a juicio

Alanís será indagado por el cargamento y la causa de Tello ya fue elevada a juicio

Luciano Rojas aseguró que fue víctima de una golpiza policial. El abogado Miguel Leiva también se despegó de Alanís.

Walter Ariel Alanís, sindicado como supuesto narcotraficante por la presunta preparación de un polémico cargamento de 90 kilos de marihuana, será indagado por la Justicia Federal bajo una imputación que todavía no ha sido dada a conocer en forma oficial.

Por su parte, según confirmaron fuentes oficiales del Juzgado Federal, la parte de la causa que involucra a Pablo Tello -el otro detenido por el cargamento de marihuana- fue elevada a juicio hace poco más de dos semanas.

Si bien se estimaba que, ante la detención de Alanís, la causa podría volver a su etapa de investigación para completar el expediente con la parte del rompecabezas que faltaba, fuentes oficiales adujeron que el caso iría a juicio en dos partes separadas.

Con respecto a Alanís, todavía no se ha fijado una fecha para la toma de la declaración indagatoria. Sin embargo, fuentes judiciales indicaron que se realizará una vez que concluyan las 48 horas de incomunicación que fueron ordenadas por el juez Moreno.

Alanís fue detenido durante la madrugada del domingo en el local nocturno Cubas’s, luego de un procedimiento de la Brigada de Investigaciones que le seguía los pasos en esta ciudad. Junto a él, fueron detenidos también los abogados Luciano Rojas y Miguel Leiva -hijo de la presidenta de la Corte de Justicia local- porque presuntamente trataron de impedir el arresto.

En la Justicia local

Tal como se publicó en la edición de ayer, Rojas finalmente fue liberado, ya que no cuenta con antecedentes computables y los delitos que se le endilgan son excarcelables. El abogado fue indagado por la Unidad de Delitos Correccionales y se abstuvo de declarar. Cabe destacar que no eligió abogado defensor, ya que él será su propio asesor.

En declaraciones a medios de comunicación realizadas durante la mañana de ayer, el letrado aseguró que la versión de los hechos brindada a los medios por la Policía no tiene credibilidad y que ahora piensa accionar legalmente por una presunta golpiza de la que habría sido víctima durante el procedimiento realizado en el boliche Cuba’s.

Con respecto a la circunstancia señalada por el jefe de Policía en conferencia de prensa sobre el estado de ebriedad de Rojas al momento del operativo, el abogado aseguró que “son cosas imposibles de comprobar”. “Lo dijo el jefe de Policía con total liviandad y no lo voy a permitir”, aseguró Rojas, a través de medios radiales.

En el mismo sentido, el abogado aseguró que las lesiones fueron constatadas por médicos y testigos en el lugar del hecho. Además, intentó despegar a Miguel Leiva -hijo de la presidenta de la Corte de Justicia, Amelia Sesto de Leiva-, asegurando que es su amigo y que él solamente pretendía defenderlo de un presunto procedimiento irregular. Cabe destacar que Leiva, según adujeron fuentes de la Justicia local, no sería imputado, ya que de las actuaciones no surge un hecho delictivo por el que pueda ser sancionado.

Leiva

El abogado Miguel Leiva dialogó con radio Ancasti ayer por la mañana e hizo su descargo por lo sucedido, concordando con el abogado Rojas en la versión de los hechos.

Según Leiva, su accionar se debió a que vio cómo los policías reducían a Rojas para llevarlo detenido. Por esta razón, se involucró de lleno en el procedimiento, aparentemente tratando de parar el arresto. Los policías dijeron que fueron amenazados.

Consultado sobre si había estado con Alanís, lo negó, pero señaló que Rojas le comentó que estaba con el prófugo.

. “No me modifica en lo más mínimo que esté Alanís preso, no tengo nada que ver con esta causa”, afirmó. “No me interesa ni es función mía darle información a la policía”, añadió

Coment� la nota