La Alameda denunció red de tratas con "nombre y apellido"

Esta vez la Fundación dijo que por "razones de reserva" no informaron mas detalles sobre una nueva ampliación que realizaron ayer. Además, advirtieron que algunos lupanares están funcionando parcialmente y adelantaron que volverán a Río Gallegos.
El Juzgado Federal, sito en las calles San Martín y Zapiola, recibió en menos de tres días la segunda visita de la fundación "La Alameda".

Fue otra ampliación de la denuncia original en la causa de "las casitas"

y similar a la que efectuaron el día lunes. A los 10 lugares señalados anteriormente, ahora apuntaron adonde todo comenzó: expusieron que hay lupanares que aún continúan funcionado parcialmente debido a la falta de custodia policial, en los que se seguirían realizando el proxenetismo, luego del cierre de los prostíbulos emplazados detrás de la Terminal.

Volver

"Todavía existe alguna actividad parcial, si bien no abierta al público, pero sí actividad, producto de la escasa presencia policial. También marcamos graves problemas sanitarios", dijo el presidente de la fundación.

Lo que no quiso adelantar Gustavo Vera por "razones obvias de reservas", fue lo explicitado en la denuncia respecto "al funcionamiento fino de la red" de trata.

Sólo atinó que la presentación fue "específicamente" con nombre y apellido. "Creemos que habiendo tan pocos fiscales que quieran impartir justicia, los pocos que hay, hay que cuidarlos".

Por ello, argumentó lo escueto de la información que otorgó a los medios, aunque no reaccionó de la misma manera en cuanto a la crítica hacia funcionarios oficialistas y de la oposición que "podrían haber tomado medidas" al respecto.

Volver

La entidad volverá a nuestra ciudad en muy pocos días porque en su visita -comentó Vera- recolectaron mucha documentación para poder hacer otra ampliación de la denuncia.

"Cada vez que tengamos datos vamos a volver, gracias al aporte de vecinos", precisó y recordó que han juntado información que incluye los "cánones" (impuestos) que cobra el municipio para el funcionamiento de los lupanares. "Es una cosa absolutamente ridícula y totalmente fuera de la ley", opinó y agregó que incluso no se buscó prohibir el proxenetismo sino auspiciarlo.

Protocolo

Marcó que la Pastoral Social, dependiente del Obispado, cuenta con personal idóneo que puede abocarse a la contención y reubicación de mujeres rescatadas de la trata de personas. (Uno de los temas discutido con el encuentro que mantuvo con Monseñor Juan Carlos Romaní).

Finalmente bregó para que la provincia legislara una ley parecida a la de la ciudad de Buenos Aires, que estipula obligación del Estado para aplicar un protocolo de intervención y contención en los casos de trata de personas.

La visita

-El lunes, la fundación realizó la primera denuncia y expuso que en por lo menos 10 lugares aun se realiza el proxenetismo. Allí incluyeron al secretario de Derechos Humanos, Humberto Quiñones, debido a declaraciones que vertió en las que avalaría la prostitución.

- El martes, se reunieron con el Obispo, Juan Carlos Romanín, en donde acordaron: derogar el encuadre de locales cabaré "clase C", que fuera establecido por ordenanza por el Concejo Deliberante y el municipio; promover la creación de una ley de asistencia a víctimas de redes de trata; y políticas culturales y sociales,

para que Río Gallegos cuente con otras alternativas de ocio.

Comentá la nota