Alakismo para todos: Patiño no quiso, pero Delgado se suma a la gestión de Garro

Después del episodio de las coimas que tuvo lugar en el marco de la muerte de la joven estudiante de periodismo Emilia Uscamayta Curí, ocurrida en la fiesta clandestina realizada en La Frontera, el intendente Julio Garro intentó buscarle un reemplazante al actual titular de Control Urbano, Roberto Di Grazia. La figurita favorita era un ex alakista.

Así pudo saberlo REALPOLITIK desde las mismas entrañas de la gestión. A Garro siempre lo sedujo la idea de colocar al frente de esta área al randazzista Luis Patiño, quien ocupara dicho cargo durante la gestión del ex mandatario Julio Alak. Pero la respuesta del dirigente peronista fue no positiva.

Fueron varios los operadores garristas que visitaron el despacho que Patiño posee en la Legislatura provincial, para acercarle la propuesta e intentar seducirlo. La recomendación inicial habría surgido por iniciativa del actual secretario de Seguridad, Daniel Piqué, quien lo conocía por haber trabajado en conjunto años atrás, cuando el oficial era comisario de la primera.

De acuerdo a lo que supo este medio, al ex alakista le habrían ofrecido no solo encargarse de la dirección de Control Urbano sino mantener línea directa con Julio Garro y transformar el área en secretaria.

No extraña que la actual gestión de Di Grazia penda de un hilo tras haber encabezado un escándalo de tamaña magnitud. Por lo pronto, mientras el “Bichi” García (el empresario de la noche que apareció en innumerable cantidad de fotos junto a la dirigencia de Cambiemos) continúa prófugo, Di Grazia es cuestionado además por su origen vinculado al sector comercial: “Es incoherente e irónico que un empresario perteneciente a este rubro, controle a los comerciantes”, detalló un entendido en el tema.

UN ALAKISTA CONFIRMADO

En este intento de sumarle impronta alakista a la gestión de Julio Garro, hace instantes trascendió que el ex legislador provincial Alberto Delgado ocupará un lugar en el área de Desarrollo Social.

Delgado tuvo un importante rol durante el gobierno alakista y, en el año 2015, participó en las elecciones como aspirante a jefe comunal por el Frente Renovador. Ahora, según se supo, por iniciativa del mismísimo Julio Alak, el dirigente histórico del peronismo tendrá a su cargo una dirección dentro de esta cartera, en donde tiene la misión de armar estructura militante en los barrios de La Plata para ayudar a defender el gobierno macrista.

Al final y al cabo, como dijo Delgado a REALPOLITIK en una entrevista que tuvo lugar el año pasado: “El político es como el borracho, si lo echan de un boliche va a otro”.

Coment� la nota