Alak, en la AMIA a 15 años del atentado

Alak, en la AMIA a 15 años del atentado
La falta de esclarecimiento "es una de las grandes deudas del Estado", dijo. Mañana difundirán un mensaje por cadena nacional.
El 18 de julio de 1994, a las 9.53 de la mañana, una traffic cargada de nitrato de amonio fue detonada frente al edificio de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), ubicada en Pasteur al 600. El atentado causó la muerte de 85 personas y dejó heridas a más de 300 personas. A un día de que se cumplan 15 años del hecho, el flamante ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Julio Alak, visitó el reconstruido edificio de la mutual judía y aseguró que el hecho "no puede quedar impune".

"Se atacó a la comunidad judía y a toda la comunidad argentina en general. No puede quedar impune. Es una de las grandes deudas que el Estado argentino tiene con sus habitantes", señaló el funcionario, que fue recibido por el presidente de la AMIA, Guillermo Borger, y autoridades de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA). Además, sostuvo que la investigación "tiene que permanecer plenamente activa, hasta que se encuentren los responsables de la autoría del hecho".

Tras el encuentro, que se llevó a cabo luego de que familiares de los fallecidos volvieron a pedir justicia al recordar a sus seres queridos, Guillermo Borger confirmó que por primera vez en 15 años no se realizará el tradicional homenaje a las víctimas en la Plaza Seca a raíz de la gripe A. "Es la primera vez en la historia que postergamos el acto, que ya es un ícono de la sociedad argentina como la no resolución de esta mega causa", contó el titular de la mutual judía. Y aclaró que, a pesar de ello, el sábado a las 9.53 de la mañana se transmitirá un spot en cadena nacional para que la fecha no pase inadvertida.

Además, Borger comentó que el nuevo aniversario, cuyo acto se realizaría el 18 de agosto o de septiembre, llega de un modo "raro" por la designación de Jorge Palacios al frente de la Policía Metropolitana, aunque con una "luz de esperanza" a partir de la decisión de la Corte Suprema de reactivar la causa y profundizar la investigación.

"La denominación de Macri de poner al ex comisario Palacios al frente de la nueva fuerza produce una ansiedad personal e institucional que esperamos que se resuelva pronto", señaló el titular de la mutual judía y agregó que "la causa tuvo un cambio importante después del pedido de nulidad que nos preocupaba, porque sino estábamos a un paso de una situación semejante a que si la causa nunca hubiera existido".

Mientras pidió que se le quite "interpretación política" a la decisión de suspender el evento, Borger dejó en claro que "no hay entrelíneas" en la medida y explicó que "estuvimos con la DAIA visitando al jefe de Gobierno, Mauricio Macri" y le hicimos saber que, desde nuestra opinión, quien está en un proceso judicial no es meritorio de ser designado para este cargo".

El titular de la mutual judía también se refirió a las declaraciones que algunos ex dirigentes de la Delegación de Asociaciónes Israelitas Argentinas realizaron a favor del ex comisario. "Cada ser humano, y más luego de haber actuado como dirigentes comunitarios, se otorgan el derecho de emitir opinión, pero en ningún momento fueron consensuadas ni están hablando en nombre de las instituciones", sostuvo Borger.

Comentá la nota