Ajústense los cinturones...

El subsidio al transporte público “volaría”, al menos, hasta el 2010. Esa es la idea de la municipalidad, que no quiere retirar “de un plumazo” la ayuda económica a las empresas, sino hacerlo de manera progresiva hasta llegar al año que viene.
“Iremos retirándola de a poco, será como un aterrizaje suave”, explicó a nuestro diario digital el secretario de Economía, Hugo Borelli.

El funcionario respondió de esta manera a los concejales que cuestionaron la decisión del Ejecutivo de seguir otorgando el beneficio a los empresarios, pese a que anteriormente habían asegurado que esa ayuda se eliminaría con la entrada en vigencia del nuevo modelo prestacional del transporte público.

Asimismo, consideró que los ediles que toman las declaraciones vertidas por el intendente y los integrantes del gabinete en agosto del 2007, hacen una “lectura incorrecta”. “En aquel momento dijimos que no otorgaríamos más subsidios y que no aumentaría la tarifa, pero pasó un año y medio y los insumos subieron un 50% en promedio”, aclaró.

Comentá la nota