"Sin ajuste serio del gasto, en 6 a 8 meses tendríamos un sacudón"

El consultor recomienda simplificar el sistema tributario, pero considera "una fantasía" aplicarlo en la administración Kirchner.
El consultor privado y especialista en política fiscal, Dr. Agustín Monteverde, afirmó que con el actual ritmo de crecimiento del gasto corriente público y el estancamiento de la recaudación, si el Gobierno nacional no realiza un ajuste serio, en 6 a 8 meses tendríamos que sentir un sacudón, que podría traducirse en una devaluación.

Monteverde, también profesor del Cema, Universidad del Salvador y de la Escuela de Economía, brindó una entrevista exclusiva a EL LIBERAL, en donde aseguró que la presión impositiva en la Argentina es record histórico. También recomendó simplificar el complejo sistema tributario actual a sólo dos impuestos (IVA y Ganancias), aunque consideró "una fantasía" aplicarlo en la gestión de Cristina Fernández de Kirchner.

Para el especialista, la Argentina viene arrastrando una serie de problemas desde hace varios años, como el bajísimo nivel de inversión, la inflación hoy frenada por la recesión, problemas energéticos y otras cuestiones, aunque consideró como urgente el problema fiscal: "Realmente hemos tenido un crecimiento del gasto pavoroso y un desempeño de los ingresos tributarios por debajo de la inflación y ya incluso con tendencia a descender incluso en términos nominales", advirtió.

"Si no se hace nada con las finanzas públicas, o sea un ajuste serio del gasto o alguna forma de solución del tema tributario, que no lo veo, de 6 a 8 meses tendríamos que tener un sacudón. Y ante esto lo que haga (el Gobierno) sea recurrir a lo más fácil de todas las herramientas, que es la devaluación, de manera de licuar los gastos y los salarios. Es un riesgo muy concreto, ya que la devaluación puede venir por vía del mercado, de la demanda por temor a esta situación fiscal o por vía del Estado, como una estrategia para reducir gasto público", expresó el Dr. en Economía.

Sobre la profundidad de esa devaluación, Monteverde la ubicó cercana a los 6 pesos: "Al evaluar, lo que importa son las reservas netas líquidas que tiene el Central para frenar una corrida cambiaria. Hoy, el tipo de cambio de equilibrio (relacion base monetaria-reservas reales) está en torno de poco menos de 6 pesos. Lo que ocurre es que el tipo de cambio de equilibrio es como el freno de la corrida cambiaria, pero en el caso de lo que ocurrió en el año 2002, el dólar llegó a estar a 4 y pico y ahí paró y empezó a bajar, en realidad el tipo de cambio de equilibrio era $ 1,70. Lo que ocurre es que cuando hay una corrida cambiaria, lo que manda no es la razón, sino el pánico y cuando hay un estómago, es difícil determinar cuál es el momento en que se le pone fin al pánico".

Sobre la influencia de la situación internacional en el desempeño argentino, aseguró que todavía no se salió de la crisis, aunque la mejora de los precios de la soja pueden ayudar a la administración Kirchner: "No se puede apostar a que las cosas van a mejorar, mucho menos en forma sostenida y de esa forma seguir sin hacer nada (con la política fiscal) porque es algo francamente suicida poner todas las fichas a que el mundo nos va a salvar".

Presión impositiva

En otro orden, Monteverde confirmó que la presión impositiva en la Argentina "es récord absoluto. Es siniestro, nefasto, significa que del sector productivo formal, es decir aquellos que pagan impuestos, a los giles que pagamos los impuestos, nos llevan prácticamente casi dos tercios del ingreso disponible que tenemos. Entonces uno tiene un socio mayoritario que va únicamente por las ganancias y no va por las pérdidas, por el esfuerzo ni por nada".

Sin embargo, se mostró pesimista sobre esta posibilidad. "Lo veo absolutamente una fantasía pensar que esto (la simplificación del sistema tributario) vaya a ocurrir en la Argentina de los Kirchner. Estamos en un país en donde los gobiernos están viendo cómo sacar más plata a la gente, están inventando impuestos. De lo que se trata es de esquilmar a la gente, de ahogarla".

Comentá la nota